Month: November 2010

¿Cuál es la Causa de tu Arrogante Palabrería?


Dios no nos da permiso para alabarnos o, como dicen en Puerto Rico, “echárnoslas” de sabios, de valientes ni de la cantidad de dinero que tenemos en el banco. Si te las vas a echar, échatelas de que entiendes y de que conoces a Dios más allá de tus misas de domingo y más allá de lo que dicen los pastores. Échatelas de que si aún no entiendes, por lo menos conoces a Dios lo suficiente como para descansar en la realidad de que El es bueno y de que en Dios puedes confiar todos los días de tu vida.