Confrontando los Gigantes en Nuestras Vidas


El Viejo Testamento es una tipología de nuestras vidas como cristianos. Las historias y los personajes en dicho testamento, encierran grandes verdades y enseñanzas. Quiero tomar este tiempo para comenzar a explorar un tema muy controversial, mas a la vez extremadamente interesante e importante. Aprendamos juntos sobre los gigantes, mejor conocidos en el lenguaje Hebreo como “Nefilim” (Gigantes / Los caídos).

1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas,

2 al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

3 Entonces dijo Jehová: «No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años».

4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.

5 Vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos de su corazón solo era de continuo el mal…”

(Génesis 6:1-5)

La expresión “Hijos de Dios” en el lenguaje original hace referencia a ángeles. Mas éstos no fueron los ángeles buenos de Dios; sino una porción de los ángeles caídos; los cuales le creyeron al diablo y fueron expulsados del paraíso. Estos, mis queridos hermanos, son los que conocemos como “demonios”.  Estos ángeles caídos tuvieron sexo con mujeres y de allí salieron los “Nefilim” (Gigantes / Los caídos) Estos gigantes tenían ciertas características peculiares:

  1. Eran extremadamente altos en tamaño.
  2. Poseían una inteligencia sobre-natural.
  3. Eran diabólicos en todo el sentido de la palabra.

 

 

            Satanás, con esta barbaridad, infectó la raza humana. En Génesis 3:15 la Palabra nos dice:

“Pondré enemistad entre ti y la mujer,
    y entre tu simiente y la simiente suya;
    ésta te herirá en la cabeza,
    y tú la herirás en el talón.”

 

Satanás sabía desde el principio que de la simiente de la mujer vendría el Cristo, el que le daría la herida mortal en la cabeza; por lo que Satanás organizó este plan para infectar la raza humana y aniquilar el plan de Dios. De toda la raza humana viviente, los únicos que se encontraban puros eran Noé, su esposa, sus tres hijos y sus esposas. Con la excepción de estas ocho personas y de los animales en el arca, la Biblia establece claramente que todo ser viviente fue deshecho en el diluvio; esto, incluyendo a los gigantes. Mas Génesis 6:4 nos dice: “Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos.”

 

            Mas adelante vemos que Moisés envía doce espías para que vean la tierra prometida y para que traigan un informe de lo que vieron:

17 Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles:

«Subid de aquí al Neguev y luego subid al monte  18 Observad cómo es la tierra y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, escaso o numeroso;

19 cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas,

20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no. Esforzaos y traed de los frutos del país».

Era el tiempo de las primeras uvas.

 

Y este fue el reporte que recibió:

25 Al cabo de cuarenta días regresaron de reconocer la tierra.

26 Fueron y se presentaron ante Moisés, Aarón y toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades. Les dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron los frutos de la tierra.

27 También les contaron:

«Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; estos son sus frutos.

28 Pero el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; también vimos allí a los hijos de Anac.

29 Amalec habita el Neguev; el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte; el cananeo habita junto al mar y a la ribera del Jordán».

Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo:

–Subamos luego, y tomemos posesión de ella, porque más podremos nosotros que ellos.

31 Pero los hombres que subieron con él dijeron:

–No podemos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel de la tierra que habían reconocido, diciendo:

La tierra que recorrimos y exploramos es tierra que se traga a sus habitantes. Todo el pueblo que vimos en medio de ella es gente de gran estatura.

33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes. Nosotros éramos, a nuestro parecer, como langostas, y así les parecíamos a ellos.

 

            Durante toda la historia de Israel, en su lucha por conquistar la tierra prometida, vemos sus constantes guerras en contra de estos gigantes. La evidencia arqueológica nos muestra que estos gigantes, antes del diluvio, alcanzaban estaturas de sobre treinta pies. Después del diluvio, encontramos evidencia Bíblica de que median sobre trece pies de altura (Deuteronomio 13:11) Se estima que Goliat poseía entre nueve a trece pies de altura. Para que tengan una idea, El baloncedista Shaquille O’Nile mide 7’1”. Si Goliat poseía nueve pies de estatura; la diferencia de estatura entre Shaquille y Goliat sería más amplia que la mía en comparación con Shaquille; yo mido 5’ 7”.  

Hoy día el libro de records “Guinness” establece que el hombre más alto del mundo actualmente responde por el nombre de Leonid Stadnik. Este hombre mide ocho pies con cinco pulgadas de alto. Aún los hombre más altos en nuestros tiempos; estarían forzados a mirar para arriba para poder mirar a estos gigantes a los ojos.

 

            Hay mucho más que discutir sobre este tema, pero todo esto es un pequeño estudio para despertar la curiosidad en ti y para que tengamos un más claro entendimiento Bíblico de lo que eran los gigantes. Hoy día los gigantes vienen en diferentes formas y con diferentes nombres: Irresponsabilidad Financiera, Promiscuidad, Inseguridad, Miedo al Fracaso, etc. ¿Has identificado los gigantes en tu vida? ¡Es tiempo de confrontarlos en el nombre de Jesús!

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s