Una Mirada al Amor Romántico Parte 2


              ¿Qué es lo que nos causa que nos envolvamos en relaciones? ¿Qué es lo que nos causa el pensar que si no tenemos a alguien con quien dormir en las noches nos morimos? ¿Qué es lo que nos causa sentir que sin una pareja no estamos completos? Hermanito, hermanita… ese es el poder devastador del amor romántico. A ese es el amor al cual se le han escrito tantas canciones. Estoy seguro que muchos de ustedes como yo, se acuerdan de los éxitos de José José, de Camilo Sesto, de Nelson Ned, de Roberto Carlos, de Sandro y de tantos otros. Todavía hoy este amor sigue siendo inspiración de tantos.

            Hoy día a los cuarenta y dos años y por primera vez en mi vida, no tengo a quien escribirle una postal de San Valentine. En mi cama solo están mis tres almohadas y mi perrito Pochito. No tengo a quien mandarle rosas, no tengo con quien calentarme en las noches frías o con quien salir en una noche romántica. Mas hoy día he aprendido lecciones muy duras de vivir. La Biblia nos dice en Génesis 2:18-24

18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.

20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.

21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”

 

            Cuando leemos la Biblia, antes de estos versos, vemos que Dios establece que todo es bueno; mas por primera vez El declara que algo no es buen: “…No es bueno que el hombre esté solo…” Este fue el verso Bíblico que yo utilicé como excusa para casarme tan rápido. Mas perdí un punto aún más importante; Adán no necesitaba a Eva para estar completo, él ya era un hombre de propósito aún sin Eva. No es bueno que estemos solos, mas antes de Adán recibir a Eva, Adán aprendió a estar solo con Dios.

            El casarse es bueno; es algo precioso… amar románticamente es también algo que Dios nos ha dado para adornar nuestras vidas. El problema es cuando este amor se convierte en un ídolo. Cuando amar románticamente es tan fuerte, que toma el lugar de Dios en nuestras vidas. Dios creó a Eva de la costilla de Adam porque no era bueno que Adán estuviera solo; Eva vino a ser entonces  una ayuda idónea; una tremenda compañera. Su relación fue más allá del sexo. La Biblia no nos dice: “No es bueno que el hombre esté sin tener sexo.” Sino que la Biblia nos dice: “…No es bueno que el hombre esté solo…” Esto implica compañerismo y amistad primero, como base de la relación y claro, después de esto, todo lo demás. El sexo es bueno; es un regalo que Dios nos dio para disfrutarlo en la santidad del matrimonio; pero si el sexo es el enfoque de nuestros matrimonios, hemos perdido el propósito de Dios para con el mismo…

Continúa…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s