Las Cosas Están Malas en Puerto Rico Nos Dice la Comay


 

Las cosas están malas en Puerto Rico nos dice la Comay. Las Noticias televisivas hacen eco de los gritos de terror en nuestras calles. Los periódicos describen como poesía los asesinatos en nuestras esquinas. Los fotógrafos, cada vez más gráficamente, nos dan los retratos que nos dicen más de lo que nos pueden decir mil palabras. En la radio todo es un chiste, una comedia interminable con precio de sangre.

Las cosas están malas en Puerto Rico nos dice la Comay. Llegué el viernes pasado, directamente desde la Florida. Llegué cuando hacía ya veinte años que me había ido. ¡Qué emoción tan grande sentí cuando llegué al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín!

Después de rentar un carro me di una buena perdida; se me olvidó lo que me dijo mi padre, que para llegar a Guánica tengo que estar pendiente a los letreros que dicen Caguas. Pero ¿Cuál es el apuro? estoy ya de vacaciones. Finalmente encontré mi camino correcto; La Avenida Luis A. Ferrer, la que siempre conocí como La Avenida las Américas.

Las cosas están malas en Puerto Rico nos dice la Comay. ¿Habrá algo en Puerto Rico que no haya cambiado? Y como creo en Cristo y creo en la obra de Su Espíritu, abrí mis ojos para ver lo positivo.

 

Para empezar sentí el saludo fuerte de la Cordillera Central. Las grandes montañas ofrecían un espectáculo de belleza y acariciaban mi mirada y mi semblante. ¡Qué lindo es Puerto Rico! ¿Habrá algo en Puerto Rico que no haya cambiado? Al Flamboyán no pude ignorar con su robusta mas delicada forma, sus hojas verdes, sus flores tan brillantes como el amanecer en la costa este y como árbol que provee una sombra sin igual.

Por la noche; ya cansado, me acosté con las melodías del coquí, quienes por toda la noche, un concierto gratuito me ofrecieron. El gallo anunció muy bien afinado, cuando aún no había salido el sol completamente, la llegada de un nuevo día. Los pájaros se levantaron con gozo y entonaban cánticos nuevos que decoraban el roció refrescante. ¿Habrá algo en Puerto Rico que no haya cambiado?

Mi gente con rostros preciosos y fuertes, el amor de la familia, el arroz con gandules, los pasteles de Yuca, los refresquitos, el pan fresco de agua, los pastelillos, las carcajadas, los chiste coloraos, el comer juntos, el jugar dominós y las libritas de más son algunas de las cosas que no cambian.

No, no servimos bebidas en mi fiesta y así la gente llegó temprano en la tarde y temprano en la noche partieron todos contentos. Es que hay algunos que les cambia la personalidad cuando toman; se creen que son Bruce Lee y otros se creen boxeadores y buscan cualquier excusa para pelear. Todo entonces terminó en paz.

Las cosas están malas en Puerto Rico nos dice la Comay. Quizás la Comay tenga razón; pero son muchas las cosas que no han cambiado, es que este amor Borincano aún con el tiempo nunca muere. Nuestra bandera sigue bailando con el viento, nuestro destino para nada ha cambiado.

 

La esperanza de nuestra familia Dios la manifiesta en nuestros hijos. Vi atletas destacados, jóvenes estudiando en la universidad luchando por un mejor futuro, jóvenes preciosos y hasta cantantes tenemos. Los Casianos siguen adelante, mas no tan solo nosotros, sino también los que cargan tu apellido. A Dios sea toda la gloria, que Dios nos cubra con su amor, en Dios está nuestra fuerza y a El dirigimos nuestro clamor.

One thought on “Las Cosas Están Malas en Puerto Rico Nos Dice la Comay

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s