¿Dónde Está Nuestra Fe?

Entre tu condición actual y tu destino siempre vas a encontrar tormentas. Estas tormentas vienen en formas de tristezas profundas, depresión, frustración, problemas en el trabajo, tragedias, divorcios, traiciones, problemas financieros, consecuencias de nuestras propias acciones etc.


“Los Tiempos de Paz Vienen”

 

            Tal y como dicen muchos y yo estoy de acuerdo: En esta vida nosotros estamos en el centro de una tormenta, saliendo de una tormenta o preparándonos para entrar en una tormenta. Estas tormentas son las tribulaciones de la vida. No importa quien seas, lo que sepas o no sepas, lo que tengas o no tengas, si eres blanco, negro, chino o Puertorriqueño, estas tormentas son garantizadas. Me impresiona sobremanera que el hombre, con todos sus avances tecnológicos, lo único que puede hacer ante las tormentas es prepararse. No hay nada que el hombre pueda hacer para detenerlas, ni tan siquiera desviarlas.

 

            En Lucas 8:22-25 vemos el relato de una gran tormenta en la cual el Señor Jesucristo y los discípulos estuvieron envueltos:

 

“22 Aconteció un día, que entró en una barca con sus discípulos y les dijo:

–Pasemos al otro lado del lago.

Y partieron.

23 Pero, mientras navegaban, él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago, y se anegaban y peligraban.

24 Vinieron a él y lo despertaron, diciendo:

–¡Maestro, Maestro, que perecemos!

Despertando él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron y sobrevino la calma.

25 Y les dijo:

–¿Dónde está vuestra fe?

Atemorizados, se maravillaban y se decían unos a otros:

–¿Quién es este, que aun a los vientos y a las aguas manda, y lo obedecen?”

Noten que el Señor Jesucristo estableció Su Palabra diciendo: “Pasemos al otro lado del lago.” Muchos de nosotros estamos esperando el pasar al otro lado, mas nada que venga de Dios llega sin que nuestra fe sea puesta a prueba. En el verso veinticinco Cristo hace la pregunta: ¿Dónde está nuestra fe? Imaginémonos por un momento el estar en la situación de los discípulos. Imaginémonos el estar en medio del mar en la oscuridad de la noche confrontando una tormenta. Las tormentas de por si son atemorizantes, mas son, en mi opinión, aún más atemorizantes en el medio del mar. Tomemos también en cuenta que la mayoría de estos discípulos eran pescadores; ellos sabían de estas tormentas, por lo que su miedo debió haber sido justificado. Mas Cristo les hizo la penetrante pregunta, la misma pregunta que nos hace hoy: ¿Dónde está nuestra fe?

Entre tu condición actual y tu destino siempre vas a encontrar tormentas. Estas tormentas vienen en formas de tristezas profundas, depresión, frustración, problemas en el trabajo, tragedias, divorcios, traiciones, problemas financieros, consecuencias de nuestras propias acciones etc.

No importa por lo que estés pasando hoy, no importa cuan grande sea tu problema o tu dolor, no importa cuan horrenda  o injusta sea tu situación, Cristo demanda de ti y de mi una cosa que no se puede negociar; Cristo demanda que tengamos fe.

Aunque los discípulos fueron retados por su poca fe, ellos sabían que Cristo tenía el poder de salvarlos y a El clamaron. Los discípulos también hicieron otra cosa correcta, ninguno saltó de bote. Clama a Cristo y no saltes del bote; la más preciosa promesa en este artículo es que no importa cuán difícil tu situación sea, tu tiempo de paz viene.

 

 

 

 

Author: angelcasiano

An independent thinker with a profound call to see the orthodoxy of the church and passion for Christ manifesting together. Angel was born in Brooklyn, New York in April of 1968, he was raised on the beautiful island of Puerto Rico where he earned his B.S. degree in Sociology with a minor in Education from the Inter American University in San Germán in 1991. That same year he moved to Jacksonville, Florida. After working construction jobs for a year and learning the English language, his first job working with foster-care children in the capacity of youth care worker was with Jacksonville Youth Sanctuary in September of 1992. With JYS he was promoted several times as group home supervisor, legal caseworker, and program director. While in Jacksonville, Angel studied a couple of martial arts styles. After earning his black belt, he became the founder of Good Fight Ministries as he used martial arts as an instrument to preach the gospel. In 2004 Angel was selected Martial Arts Instructor of the Year for the State of Florida and in 2005 Angel was inducted in the USA Martial Arts Hall of Fame where he also received the Christian Spirit Award. In July of 2005 Angel accepted his call to pastor a bilingual church in Winton, NC where he served for a couple of years. Five months later he lost his first wife to cancer in December of that same year. This initiated a deep valley of suffering in his life, a mountain of costly mistakes and the embracing of lifestyles of sin that are well documented through this blog. In August of 2012 Angel moved to Fairbanks Alaska with his wife Rayette Casiano and six children who are now adults. In Alaska, Angel continued his social work-related career and his ministry of preaching, teaching and writing. Angel is the author of two books, Hope for the divorcee: Forgiving and Moving Forward and 7 Banderas de Esperanza: La Bendición de Yokdzonot. In January 8th of 2020 Angel and his wife moved to Arizona.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s