Únete a la Alabanza del Coquí


PUERTO RICO PAISAJE

Dicen las voces en las calles que las cosas están malas. Como los ecos en pasillos grandes se difunde ese mensaje. Es un mensaje que revienta los oídos y revienta con ellos la esperanza. Pero hoy mi Dios el Padre se place en comunicarse:

Apártate de perder el tiempo chismeando en las poneras de barrio. Apártate del amor al fresquito que disfruta el vago por el sudor de otros. No sigan adorando las sombras del Guayacán. Deja de emborrachar tus penas y de tu frustración enviciar. Apártate de ese ídolo de hombre que solo respira violencia en el hogar. Apártate de esa mujer que a la cárcel te va a llevar. Son relaciones del diablo que bendecidas nunca serán. Corre de esas amistades hidiondas a lodo y a excremento de retraso.

Hay una gran puerta que he abierto para ti, mas quizás de tu parentela tendrás que salir. Abre esa puerta, pues los tesoros de mi gracia están todos en ese cuarto; un cuarto iluminado con la luz de mi favor y con el brillo de la bendición de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Entra a la tierra prometida de tu destino y no le tengas miedo a los gigantes del fracaso, de la envidia y del que dirán. En Cristo todo es posible…dice Jehová en Su Palabra. Suelta las cadenas de la mediocridad, de los mismos temas ya gastados, de la burla y del chiste desagradable. Corre a mi libertad, corre a mi que soy el Dios de los espíritus de toda carne, y entra a mi prosperidad. Esa es la prosperidad que comienza en el alma y provee para toda necesidad.

Desde el barrio ignorado de la montaña; desde los pueblos pobres; desde el llanto y terror del caserío hasta las ciudades ricas de la metrópolis…Dios es por encima de todos y por encima de todo te va a sacar.

Dios es tu esperanza que no falla y no la labia de los políticos. No pongas tu esperanza en tu independencia, no pongas tu fuerza en lo ya establecido, ni hagas del estado cincuenta y uno un ídolo más.  Mira para arriba para los montes de tu cordillera. Mira hacia los montes de donde viene tu salvación.

Dale tu voluntad a Cristo y deja que Él transforme tu ser, deja que Él transforme tu familia, tu vecindario, tu pueblo y que transforme aún más la nación que conoces como tu hogar.

Se hoy un puerto rico en fe, se hoy preciosa en tu santidad. Brille hoy la isla del encanto en su amor por el que llaman Jehová. Une hoy tu cántico al cántico que se escucha en tus noches. Es la melodía divina que te adorna la obscuridad… es la melodía divina que te recuerda que en tu tierra estás. Tú que dices ser de aquí y no de afuera, escucha el clamor de tus revieras…tú que dices ser de aquí y no de afuera, con voz de júbilo como el que celebra… únete a la alabanza del Coquí. Sabiendo que con Dios harás realidad tus metas…sabiendo que con Dios no hay obstáculo que te detenga.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s