Dejemos de Pretender Lo Que No Somos


La FE

En la vida nos pasamos el tiempo pretendiendo lo que no somos; pretendiendo tener lo que no tenemos y pretendiendo hacer lo que no hacemos. Nuestras almas gritan por aceptación y amor. Muchos, literalmente están dispuestos a hacer lo que sea para lograr dicho objetivo. Mas, por más que queramos pretender, la sociedad ha establecido tres sistemas que nos dan una mirada honesta al jardín o al basurero de nuestra realidad. Estos tres sistemas son los siguientes:

1. Nuestro reporte de Crédito: Aquí aparece todo lo que hemos comprado por crédito y nuestro historial de pago. Aquí se refleja claramente si hemos hechos esos pagos a tiempo, tarde, etc. Las cuentas ya pagadas también aparecen aquí y aún las cuentas que tenemos hoy día. “Transunion”, “Experian” y “Equifax” sirven como testigos fieles de nuestro crédito.

2. Nuestro Record Criminal: Aquí aparecen todos los crímenes que hemos cometidos. Hoy día casi todos los trabajos exigen de forma mandatoria el ver nuestro historial criminal.

3. Nuestro Resumé: Historial de educación y experiencias de trabajo.

      Se podría decir que si usted es una persona con buen crédito, con un record criminal limpio y un sólido historial educativo y de trabajo usted es considerado un buen ciudadano y una magnifica persona. El crédito puede mejorar significativamente cada siete años, con un buen abogado podemos funcionar aún si nuestro record criminal no es perfecto y nuestras experiencias de trabajo se pueden utilizar a nuestro favor.

      Mas la verdadera libertad del hombre no se encuentra en pretender ser lo que no somos. La libertad del hombre se encuentra en la sinceridad y en la transparencia. El Apóstol Pablo era un hombre libre porque el sabía que su esperanza estaba solo en Cristo. En Romanos 7:19-25 vemos la sinceridad y transparencia de Pablo cuando nos dice:

 

19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado que habita en mí. 21 Entonces, aunque quiero hacer el bien, descubro esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque, según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero encuentro que hay otra ley en mis miembros, la cual se rebela contra la ley de mi mente y me tiene cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 25 Doy gracias a Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que yo mismo, con la mente, sirvo a la ley de Dios, pero con la naturaleza humana sirvo a la ley del pecado.” (RVC)

Estos pasajes Bíblicos nos llevan a una realidad que muchos en el Cuerpo de Cristo, o no entiende, o no quieren entender. Es la realidad de nuestra naturaleza pecaminosa. Aún después de ser salvos esta naturaleza sigue existiendo en nosotros. Esta no es una realidad que nos da rienda suelta para pecar, mas es una realidad que nos lleva a Cristo, solo Cristo tuvo victoria sobre el pecado. Lo que quiere decir que nuestra batalla no es en contra del pecado que habita en nosotros. La Biblia nos dice en Gálatas 5:16-18

16 Digo, pues: Vivan según el Espíritu, y no satisfagan los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne se opone al Espíritu, y el del Espíritu se opone a la carne; y éstos se oponen entre sí para que ustedes no hagan lo que quisieran hacer. 18 Pero si ustedes son guiados por el Espíritu, no están ya sujetos a la ley.” (RVC)

      En estos versos vemos que quien hace la batalla en contra de los deseos de la carne es el Espíritu de Dios. Nuestra responsabilidad es vivir según el Espíritu, es vivir una vida de obediencia a Dios sin ignorar que hay una parte de nosotros que es completamente contraria a las formas de Dios.

      Lamentablemente, muchos de nosotros hemos gastado mucha energía luchando en contra del pecado en nosotros. Mas la batalla a la cual Dios nos ha mandado a pelear es completamente diferente. Segunda de Timoteo 4:6-7 nos dice:

Yo estoy ya a punto de ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.” (RVC)

      Aquí vemos que la batalla que estamos llamado a pelear es la batalla de la fe; esta es la buena batalla. Es buena porque es la batalla que tenemos oportunidad de ganar.

      La batalla es mantener nuestra confianza en Dios no importa lo que pase. Estamos llamados a mantener nuestra fe en Dios en las buenas, en las malas, cuando todo nos sale bien, cuando todo nos sale mal, cuando estamos fuertes, cuando caímos, al levantarnos, cuando nos azotan, ante las desgracias, ante la muerte, divorcios, tragedias, etc. La vida se va a encargar de darnos muchas buenas razones para que perdamos la fe; mas en la fe es en donde tenemos que perseverar hasta el final.

      El mismo Pablo que declaró que hacía lo malo que no quería hacer en Romanos siete, aquí, en Segunda de Timoteo, en su último libro escrito por él un poco antes de su asesinato, nos declara que terminó exitosamente la carrera de su vida. Pablo entró a la tierra prometida de su destino y como él, también tú y yo tenemos la oportunidad real de entrar también. En Segunda de Timoteo 4:8 Pablo nos dice:

Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, que en aquel día me dará el Señor, el juez justo; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” (RVC)

      Queridos hermanos, dejemos las pretensiones. Seamos honestos y transparentes y alimentemos nuestra fe a través de la lectura de la Palabra de Dios. Alimentemos nuestra fe rodeándonos de hombres y mujeres de Dios, atendiendo y participando activamente en una Iglesia local que predique la sana doctrina. Alimentemos nuestra fe orando siempre y cortando de nuestras vidas todo lo que sea diseñado para devorar nuestra confianza en Dios. ¡La batalla es sangrienta y dolorosa, mas la victoria es segura!

 

 

 

One thought on “Dejemos de Pretender Lo Que No Somos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s