¿Estaremos de Seguro en los Últimos Tiempos? Parte 7


last-trumpet

Judá Capturada por Babilonia

El libro de Daniel es un libro importantísimo en cualquier esfuerzo que se haga para entender los últimos tiempos. Daniel entra al escenario Bíblico alrededor de seiscientos años antes de Cristo. Las profecías reveladas en este libro profético de Daniel nos llevan directamente desde los tiempos en los cuales este libro fue escrito hasta el final de esta dimensión de vida.

      En el libro de Daniel 1:1-6 vemos, no tan solo la introducción  del Profeta Daniel, mas también las circunstancias históricas que lo rodeaban:

“En el tercer año del reinado de Joacim, rey de Judá, vino Nabucodonosor, rey de Babilonia, a Jerusalén, y la sitió. El Señor entregó en sus manos a Joacim, rey de Judá, y parte de los utensilios de la casa de Dios; los trajo a tierra de Sinar, a la casa de su dios, y colocó los utensilios en la casa del tesoro de su dios. Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajera de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes, muchachos en quienes no hubiera tacha alguna, de buen parecer, instruidos en toda sabiduría, sabios en ciencia, de buen entendimiento e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñara las letras y la lengua de los caldeos. Y les señaló el rey una porción diaria de la comida del rey y del vino que él bebía; y que los educara durante tres años, para que al fin de ellos se presentaran delante del rey. Entre ellos estaban Daniel, Ananías, Misael y Azarías, de los hijos de Judá.” (Reina Valera 1995)

 

      Aquí vemos la gran nación de Israel al final de sus tiempos de independencia política. Las diez tribus ya habían perdido su independencia, ahora le tocaba a Judá. Ningún territorio de Israel lograría ser independizado hasta el año 1948. ¿Quién le daría ese puntillazo final a Israel y daría comienzo a esta larga y dolorosa era? La ciudad fundada por Nimrod… La ciudad de Babilonia.

      Notemos que en los versos tres y cuatro vemos el adoctrinamiento  del pueblo de Israel departe del pueblo Babilónico. Babilonia no tan solo esclavizó a Israel, también escogió de las personas más influyentes en la sociedad israelita para cambiar su cultura y alejarlos de Dios.

      Con este marco histórico nos preparamos para entrar en la carne sólida de esta serie.

Continúa…

¿Estaremos de Seguro en los Últimos Tiempos? Parte 6


last-trumpet

La Torre de Babel

 

“ERA entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras. Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí. Y dijeron los  unos á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y fuéles el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla. Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.” Génesis 11:1-4 (RVA)

 

      La edificación de La Torre de Babel fue mucho más que la  simple construcción de un edificio. La construcción de La Torre de Babel fue la expresión abierta de la rebelión de Nimrod en contra de Dios. Sabemos, sin lugar a dudas que Nimrod fue el líder de este movimiento ya que esta fue la primera ciudad que él edificó (Génesis 10:10).

      El propósito pecaminoso de este proyecto se ve claramente en el verso cuatro:

  1. Una cúspide que llegue al cielo: Esto reflejó en ellos el deseo de ser como Dios. Es establecer que no necesitamos a Dios; que todo lo que necesitamos lo encontramos en nosotros mismos. Esta ideología es muy popular hoy día.

  2. Hagamos un nombre: Esto manifestó el deseo egoísta de ser reconocido y tomar la gloria de Dios. El deseo de ser famosos no es un deseo santo, mas muchos hacen cualquier cosa constar de tener dicha fama. La Biblia nos habla de que Jesús lleva el nombre que vapor encima de todo nombre. (Filipenses 2:9)

  3. Rehúsan el ser esparcidos por toda la tierra: Esto va completamente en contra del mandamiento central de Dios durante ese tiempo. Dios ordenó al hombre a multiplicarse y a llenar la tierra. Esta es la rebeldía abierta del mundo en contra de todo lo establecido por Dios.

      La Torre de Babel fue un problema tan grande que Dios mismo vino a la tierra para resolverlo. Fíjense que Dios resolvió que era mejor que el hombre tuviera diferentes lenguajes y problemas en comunicación el uno con el otro, que el estar unidos en semejante proyecto. La Torre de Babel nunca será completada, pero el espíritu detrás de tal arrogante proyecto continúa vivo y extremadamente fuerte hoy.

      Si tomas el tiempo para mirar el dólar americano podrás ver la arrogancia y rebelión de Satanás, el pecado de Adán y Eva y la rebelión de Nimrod.  Detrás de dicho dólar verás la torre incompleta; lo que representa la torre incompleta de Babel. Además podrás ver un ojo en medio de dicha torre; esto representa el pecado de Adán y Eva cuando comieron del árbol del conocimiento del bien y del mal.

one_dollar_bill_reverse-united_states_

      Adán y Eva fueron engañados por Satanás, el cual usó las misma tácticas que utilizó para engañar a una tercera parte de los ángeles en el cielo. La Biblia dice que sus ojos fueron abiertos (Génesis 3:7), ese es el ojo del conocimiento que se utiliza como símbolo en muchas organizaciones paganas a través del mundo. ¿Ves como nada es coincidencia? ¡Apenas estamos en la introducción!

Continúa…