Busy?


Man-stressing

There will always be that one thing left to do, that one thing that we must do first, take care of, get out-of-the-way. There will always be something else to do when is time to spend quality time with the Lord in prayer. There will always be interruptions and somebody that can’t wait and need you right away, a text, a phone call, your children calling your name, somebody wanting to talk or somebody showing up at your door.

         We are doing a great job in staying busy, doing a million things, running from here to there; taking care of this and taking care of that; running with the children to this game, flying to the rehearsal, doing chores around the house, going to this meeting, returning calls, receiving calls, texting, etc. The enemy can care less if you go to church, if you go to seminary, if you become a Doctor in Theology, Bishop, Apostles, etc. But the enemy will fight you to death if you make up your mind to spend quality time with God.

         God wants to spend time with you! Slow down now! Take a moment to enjoy what is around you. Open the Word, read and study. Take a moment and give HIM praise. Open your mouth and worship HIM. Nothing is more important! Nothing justifies living our lives without developing our relationship with God. He is worthy! Don’t take it likely… God is waiting!

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 7


church_history_button

Los primeros 70 años después de la muerte de nuestro Señor Jesucristo fueron dominados por los Apóstoles originales. Fueron éstos hombres los que Dios utilizó de forma divina para escribir el Nuevo Testamento. A través de estos Apóstoles, Dios estableció la fundación Doctrinal de la Iglesia y la forma en que nosotros, como pueblo de Dios, estamos llamados a vivir nuestras vidas.

      He encontrado que, en la historia de la Iglesia, los únicos hombres que fueron doctrinalmente perfectos, fueron los Apóstoles originales. El Nuevo Testamento fue escrito por hombres que fueron testigos oculares y copartícipes directos de la gloria de Cristo o, compartieron directamente con los Apóstoles originales. Estos hombre fueron,

  1. Mateo (Discípulo de Cristo)

  2. Marcos (Discípulo de Cristo)

  3. Lucas (Discípulo del Apóstol Pablo)

  4. Juan (Discípulo de Cristo)

  5. Pedro (Discípulo de Cristo)

  6. Santiago (Medio hermano de Cristo)

  7. Judas (Medio hermano de Cristo)

  8. Pablo (Declarado Apóstol de los Gentiles)

      El único libro en cual el autor es desconocido es el autor del libro de Hebreos. Algunos argumentan que fue Pablo el autor del mismo, otros acreditan a Bernabé como el autor.

      En el año 312 después de Cristo comenzó la era del Cristianismo de los Emperadores. Este fue un tiempo, comenzando con el Emperador Constantino, en donde los Emperadores Romanos, lamentablemente, dominaron la Iglesia. Digo lamentablemente porque, aunque la iglesia descansó de la persecución severa y de la era de incontables mártires, la Iglesia entraría en un tiempo en donde la Palabra de Dios perdería más y más importancia céntrica en las mentes de los líderes religiosos. Este fue un tiempo en donde la Iglesia comenzó a comprometer su llamado. La Iglesia entraría en unos tiempos de exaltación de la secularización y el querer impresionar intelectualmente.

      Entre los tiempos de los Apóstoles originales y los emperadores Cristianos, hubo un tiempo glorioso en la historia de la Iglesia. Shelley, Bruce en su libro “Church History in Plain Language: Third Edition (Plain Language Series)” nos dice que los años entre el 70 antes de Cristo y 312 se conocen como los años del Cristianismo Católico. La Iglesia Católica es la denominación cristiana más antigua; por eso es que se conoce como la Madre Iglesia.

      La Iglesia Católica comenzó como una Iglesia con corazón humilde y un gran afán por alcanzar a los pobres. Su reputación era tal, que fue criticada severamente por no tener personas de renombre intelectual.

      En el próximo artículo en esta serie les quiero hablar de uno de los hombres de Dios más poderosos y humildes en la historia de la iglesia. No podemos hablar de la Historia de la Iglesia Católica sin antes detenernos y observar cuidadosamente a quien fuera el primer ser humano en utilizar el término “Católico”. Este hombre fue un mártir que fue asesinado por su fe, Ignacio de Antioquía.

Continúa…

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 6


church_history_button

Para mi, me interesa saber, por lo menos, lo básico sobre quien soy como puertorriqueño. ¿De dónde venimos? Y ¿Qué puedo aprender de mis antepasados? Mas, ¿Cuánto más deberíamos saber nuestra historia como hijos de Dios? ¿Qué pasó después del libro de Hechos? ¿Qué pasó después de la muerte de los apóstoles originales?

      La Biblia nos muestra el principio desde Adán y nos lleva hasta las cartas de los apóstoles en el Nuevo Testamento. A través de las Escrituras vemos algunos libros que enfatizan en eventos futuros; en ese sentido el libro de Apocalipsis es el libro más futurístico del Nuevo Testamento. La certeza de la palabra profética de acontecimientos futuros es una de las evidencias más poderosas de la divinidad de la Palabra de Dios.

      Mas existe una historia tangible, dinámica e interesantísima de la Iglesia. Personalmente, quiero enfatizar en esta serie, en la búsqueda de lo que es la Iglesia real, ya que desde el principio se han levantado falsos profetas, falsos maestros y falsas Iglesias.

      Aunque he encontrado que aparte de los Apóstoles originales, todos los demás hombres de Dios a través de la historia han fallado en alguna cuestión doctrinal y en el amarse los unos a los otros, la Iglesia real se puede encontrar a través de la historia. Utilizo la siguiente medida para descartar lo que no considero parte de la Iglesia:

  1. Todo movimiento, grupo, ministerio, Iglesia o persona que niega a Jesús como Hijo de Dios, como Señor, como Salvador y como Dios mismo y parte de la unidad de la sagrada Trinidad.

  2. Todo movimiento, grupo, ministerio, Iglesia o persona que niega el sufrimiento, la muerte, resurrección y la obra redentora de Cristo en la cruz.

 

Fundamento estos dos puntos en la siguiente porción Bíblica,

 

Estoy asombrado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren alterar el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema. Gálatas 1:6-10 (Reina Valera 1995)

 

      Por otro lado, estoy convencido de que la Iglesia verdadera, aún con sus defectos, puede ser vista a través de los avivamientos internacionales que han sucedido en el mundo. Mas, desde la muerte de los apóstoles originales hasta Martin Lutero, no encontramos ningún mover de Dios o avivamiento significativo e internacional.  Este periodo de tiempo fue uno de alrededor de 1,400 años. Aunque hubo grandes hombres y mujeres de Dios que dieron sus vidas por el evangelio durante esos tiempos; muchos se han perdido en las páginas del tiempo.

 

      En lo que a nuestra historia como pueblo de Dios se refiere, es aquí que la mayoría del cuerpo de Cristo se pierde. Quizás por apatía o por vagancia se encuentra muy poco interés departe de la Iglesia en conocer nuestras raíces.

 

 

      Tal y como los Fariseos y Saduceos se levantaron durante los cuatrocientos años de silencio desde el marco histórico del libro de Malaquías hasta Juan el Bautista; así también se levantaron los Católicos de forma dominante durante estos 1,400 años.

      Podemos, hasta el momento, dividir la historia de la Iglesia en tres partes,

  1. La Iglesia Apostólica: Esta es la Iglesia dirigida por los Apóstoles originales. Se extendió hasta el año 70 después de Cristo.

  2. La Iglesia Católica: Esta es la denominación Cristiana más antigua. Las raíces de la Iglesia Católica se encuentran desde el año 70 al 312 después de Cristo.

  3. La Iglesia imperial: Este fue un largo período de tiempo en donde la Iglesia Católica fue  dirigida por los Emperadores del Imperio Romano, comenzando con Constantino.

      Aunque sé de la fricción que existe en la comunidad Protestante en contra de la Iglesia Católica, es inevitablemente hablar de la historia de la Iglesia sin tener una idea básica de el surgimiento de la Iglesia Católica. Debemos también enfatizar que no todo lo hecho por los Católicos fue negativo. Me atrevo a decir que la Iglesia Católica empezó bien, mas se desvió de la Palabra de Dios. Mas, antes que los otros juzguen, ¿Podremos decir lo mismo de la Iglesia Protestante?

      En mi próximo artículo exploraremos unos hechos históricos que nos ayudarán a ver a la Iglesia Católica desde otra perspectiva. En nuestro próximos artículos comenzaremos a  echarle un vistazo a estos 1,400 años.

Continúa…

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 5


church_history_button

15 Él les preguntó:

—Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

16 Respondiendo Simón Pedro, dijo:

—Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

17 Entonces le respondió Jesús:

—Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán. Mateo 16:15-18 (Reina Valera 1995)

 

Esta es la promesa de la llegada de la formación de esta preciosa, compleja y poderosa institución llamada la Iglesia. La Iglesia nace de la revelación acertada que responde a la pregunta de Cristo, ¿quién decís que soy yo?

      La revelación de Pedro que se le fue dada por el Padre, es la fundación de la Iglesia; una simple revelación, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” La Iglesia reconoce a Jesús no solo como un personaje histórico, no tan solo como un profeta, no tan solo como un hombre bueno, mas como el Ungido e Hijo del Dios viviente.

      El Hades puede atacar, puede ofrecer resistencia, venir en contra de la voluntad de Dios, burlarse de nosotros, perseguirnos, oprimirnos y tratar de confundirnos. Mas déjame enfatizar que la Iglesia es poderosa, ya que las puertas mismas del Hades, la cuna de todo mal, de toda fuerza demoniaca, no puede dominarla.

      Más adelante en Hechos 1:4-5 los discípulos cuentan lo que Jesús les dijo con referencia al Espíritu Santo; Jesús le pide a los discípulos que esperen por la promesa del Padre,

Y estando juntos, les ordenó:

—No salgáis de Jerusalén, sino esperad la promesa del Padre, la cual oísteis de mí, porque Juan ciertamente bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. (Reina Valera 1995)

      Dios ha llamado a la Iglesia a afectar a el mundo entero. La Iglesia es la fuente de bendición, la Iglesia conoce a el que es la esperanza del mundo. Somos nosotros los que poseemos el mensaje de vida. Mas, sin el Espíritu Santo estamos jugando religión; sin el Espíritu Santo no hay crecimiento verdadero; sin el Espíritu Santo no saldremos nunca de nuestra Jerusalén.

      El libro de Hechos es fundamental en el relato de la historia de la Iglesia. En Hechos vemos la Iglesia primitiva, la fundación y el comienzo de la manifestación del Cuerpo de Cristo en el mundo. En Hechos 2:1-13 vemos la realización de la promesa del Padre,

Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos. De repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablaran.

Vivían entonces en Jerusalén judíos piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Al oír este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua. Estaban atónitos y admirados, diciendo:

—Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, los oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, el Ponto y Asia, 10 Frigia y Panfilia, Egipto y las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, los oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

12 Estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros:

—¿Qué quiere decir esto?

13 Pero otros, burlándose, decían:

—Están borrachos. Hechos 2:1-12 (Reina Velera 1995)

 

      Aquí podemos hacer unos puntos importantísimos:

  1. Antes del regalo del Bautismo del Espíritu Santo había absoluta unidad. (Verso 1) El gran Emperador Constantino es citado diciendo: “División en la Iglesia es peor que la guerra.” A través de este recorrido por los paisajes de la historia de la Iglesia, veremos que el enemigo ha hecho un buen trabajo en mantenernos divididos. La división de la Iglesia es tan marcada y lleva tanto tiempo afectándonos, que se ha aceptado como algo normal o de poca importancia. Mas, la unidad de la Iglesia no es una recomendación, es un obligación.

  2. Todos fueron llenos del Espíritu Santo. (Verso 4) La unidad es lo que facilita el Bautismo del Espíritu Santo. La unidad se convierte entonces, en un canal de bendición colectiva. Más adelante en esta serie, profundizaremos en este fenómeno llamado el Bautismo del Espíritu Santo

  3. Pentecostés es el contraste del evento ocurrido en La Torre de Babel. (Versos 7 al 11) En la Torre de Babel vemos el nacimiento de la rebeldía abierta y colectiva del hombre en contra de Dios. Babel es lo que se conoció luego como Babilonia. Babilonia es la madre de toda falsa religión en el mundo. La Torre de Babel no pudo ser terminada. Esto es simbólico de que el diablo nunca se saldrá completamente con la suya. Mas también en evento de la Torre de Babel Dios dividió al mundo en lenguajes. Al principio todos hablábamos la misma lengua, pero ahora Dios envía confusión (Eso es lo que significa babel) y El afecta fatalmente la comunicación y  la habilidad de estos hombre de completar su diabólico plan. En el día de Pentecostés Dios hace lo contrario. Utilizando lenguajes, ahora todos los que hablaban diferentes lenguas poseyeron la habilidad sobrenatural de entenderse los unos a los otros. Esto es símbolo del poder de la unidad de la Iglesia.

  4. El mundo responde de dos formas a la Iglesia:

a. Con curiosidad (Verso 12) Hay quienes tienen curiosidad en cuanto a la Iglesia. Puede que estén lejos de Iglesia, pero ellos reconocen en sus almas que hay algo que les atrae de la misma. Éstos poseen cierto grado de reverencia a las cosas de Dios aunque todavía no se han rendido a El.

b. Con burla (Verso 13) Estos son los que abiertamente odian y se mofan de la Iglesia. Hoy día encontramos ese grupo en casi todo el mundo secular.

      Luego, en Hechos 2:14-41 vemos el primer sermón predicado en la historia de La formación de la Iglesia. El apóstol Pedro explica la historia y enseña sobre lo que acababa de suceder. Ese día Dios añadió a la Iglesia tres mil almas (Hechos 2:41).

      La Iglesia comienza y es marcada con un avivamiento de fuego por Dios. Este fuego es la gloria de Dios manifestada. La gloria que vimos desde Abraham, Isaac, Jacob, José, Los jueces, Moisés, Josué, David, Salomón, los Reyes Justos de Judá, especialmente Josías; luego el Señor Jesús nos da el comienzo del Nuevo Pacto anunciado por los profetas y ahora esa gloria cayó sobre los Apóstoles los cuales se contaban entre los 120 que fueron llenos del Espíritu Santo y manifestado el ministerio efectivo de forma inmediata, al añadirse tres mil almas a la Iglesia en un solo día. ¡Gloria a Dios!

      Para muchos, el conocimiento de la historia de la Iglesia se detiene ahí en Hechos capítulo dos; mas la historia de la Iglesia continúa hasta el día mismo de hoy.

Continúa…

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 4


church_history_button

12 Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.» Génesis 12:1-3 (Reina Valera 1995)

 

Esta bendición tan ponderosa sería continuada con Isaac, luego con Jacob, José hijo de Jacob, Luego sobre Moisés, Josué, los Jueces, el Rey David, Salomón y los reyes justos. Esta bendición se vio claramente a través de los hombre que encontraron favor delante de Dios.

      Esta fue una bendición visible y tangible; obvia aún para los no creyentes. Esta fue la manifestación de la gloria de Dios, de su poder y de su gracia. Esta gloria afectaría la nación entera. Luego, al dividirse la nación, esta gloria se manifestaría solo a través de los reyes descendientes de David que hicieron lo bueno delante de Dios.

      El último rey que traería dicha gloria a Israel sería el rey Josías. Josías fue rey de Judá desde el año 639 antes de Cristo hasta el año 608 AC. La Biblia nos dice de Josías,

22  Cuando Josías comenzó a reinar era de ocho años, y reinó en Jerusalén treinta y un años. El nombre de su madre fue Jedida hija de Adaía, de Boscat.

E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda. 2 Reyes 22:1-3 (Reina Valera 1995)

 

      Después de Josías vemos, prácticamente, el principio del fin para Israel. Israel (10 Tribus) fueron tomadas en cautiverio por los Sirios y luego Judá y Benjamín serían tomadas en cautiverio por los Babilonios.

      Al terminar el marco histórico del libro de Malaquías, último libro del Viejo Testamento, el mundo sería afectado por cuatrocientos años de silencio. Al comenzar este tiempo de silencio, aunque Israel está en cautiverio con Siria y Judá con Babilonia, todavía hay un rey en Judá descendiente de David y todavía el sacerdocio está en manos de los Levitas. Para cuando Cristo viene al mundo echo carne, el reinado está en manos de un descendiente de Esaú y no se sabe ni de qué descendencia son los sacerdotes. Israel está completamente fuera de control y dominada por el poderoso Imperio Romano.

      Estos fueron cuatrocientos años en donde no existió voz profética ni la gloria de Dios fue hallada. El pecado nos alcanza; en este caso, el pecado alcanzó a la nación Judía.

      ¿Qué pasó durante esos cuatrocientos años? Políticamente hablando otras naciones pasaron a ser las más poderosas y cada una de ellas tomó dominio de Israel, tal y como lo profetizó el libro de Daniel. Aunque Israel tendría reyes, éstos eran marionetas de las naciones en poder. Los reyes ya no eran descendientes de David y los sacerdotes ya no eran descendientes levíticos. La gloria de Dios ya no era más entre el pueblo de Israel.

      Aunque el pacto de Dios con Israel sigue activado hoy, Dios se preparaba para manifestarse al mundo de otra forma. Todo se preparaba para la llegada del Rey de reyes y Señor de señores. Jesucristo dividiría los tiempos. Una ves más vemos al Padre que no se da por vencido a pesar de nuestras terquezas. Su amor sigue insistiendo en amar, en salvar y en redimir.

      Jesucristo vivió entre nosotros treinta y tres años hasta que fue sentenciado a muerte de cruz. Jesús resucitó al tercer día y con ello venció la muerte y el pecado. El es el único que tiene poder y autoridad para salvar almas en este mundo. Jesucristo es la puerta; nadie llega al Padre, nadie vivirá eternamente en gloria, nadie entrará a la nueva Jerusalén, a menos que se arrepienta de sus pecados y reconozca a Cristo como Señor y Salvador. Mas El dejaría todo listo para el comienzo de la Iglesia.

      La Iglesia es el transporte, el vehículo, el arca del Nuevo Testamento  y lo único que sobrevivirá cuando llegue el diluvio del juicio de Dios sobre este mundo. ¿Quieres aprender más de su historia?

Continúa…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 3


church_history_button

Desde el Gran Diluvio Universal hasta el nacimiento de Abraham contamos con alrededor de trecientos años. De hecho, es claro que Noé y Abraham vivieron durante el mismo tiempo. Lógicamente Abraham era mucho más joven que Noé.

      Abraham es un personaje céntrico en nuestra fe, él es conocido como el padre de la fe. Mateo 3:8-9 nos dice,

Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: “A Abraham tenemos por padre”, porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. (Reina Valera 1995)

 

      En Génesis 12:1-3 vemos el comienzo de la historia de una nueva nación que haría historia en el mundo. Es la única nación que fue directamente establecida por Dios con propósito santo y céntrico en la historia de la humanidad.

12 Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.» (Reina Valera 1995)

 

      En el estudio de la historia de la Iglesia es importante el profundizar en estos tres versos que representan el llamado de Abraham. Estos versos son aplicables a nosotros como el Cuerpo de Cristo. He escuchado desde hace muchos años que la salvación es gratuita, pero el caminar como verdaderos Cristianos nos costará todo.

      Antes de la realización del llamado de Abraham fue requerido de él que dejara atrás tres cosas:

  1. Su nación: Tierra, el planeta tierra

  2. Su parentela: Parientes, familiares, parientes lejanos.

  3. Su familia: Personas con las cuales se comparte un hogar. La casa de nuestros padres.

      Si Abraham no hubiese salido de su tierra; si Abraham hubiese rehusado a salir de su parentela, sus familiares, sus amigos, la personas cercanas a el y, si Abraham hubiese rehusado a dejar la casa de su padre, nunca hubiese sido el padre de nuestra fe. Nosotros como Iglesia, aunque vivimos en este mundo, no somos parte de este mundo (Juan 17). El pueblo de Dios está llamado, por sobre todo lo demás, a ser un pueblo santo, separado para Dios.

      ¿Quién voluntariamente abandonaría el lugar en donde se crió, su vecindario, su tierra, etc.? ¿Quién dice, voy a abandonar a mis parientes queridos, amigos y aún a los de la casa de mi padre? Hermanos, no es fácil el negarse de tal manera que estamos dispuesto a dejarlo todo para seguir a Dios. Mas ese es el llamado del Cristiano. Por eso es que muchos son los llamados, pero poco los escogidos (Mateo 22:14)

      Todos los días perdemos gente en el cuerpo de Cristo que mueren si tan siquiera alcanzar el principio de sus llamados. Es así por que han rehusado a responder al llamado a la santidad que tenemos todos los hijas e hijas de Dios. Nunca seremos efectivamente usados por Dios mientras estemos enamorados de las cosas de este mundo y no estemos dispuesto a sacrificar lo que Dios nos manda a sacrificar. Jesús nos dijo en Lucas 9:23,

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. (reina Valera 1995)

 

      A través de la historia de la Iglesia veremos las dos fuerzas que han dominado la Iglesia. Por un lado hemos visto los que rehúsan negarse a si mismo. Este grupo pone sus fuerzas en la secularización de la Iglesia. Por el otro lado vemos a los que han determinado negarse a si mismo, buscan de Dios y convierten Su Palabra en la  guía de sus vidas.

      Lo que está claro es que nadie, absolutamente nadie a sido utilizado por Dios para traer avivamiento a Su pueblo sin que antes haya desarrollado un apetito espiritual por Dios y un deseo a vivir vidas santas. Puede que en el proceso sus doctrinas no hayan sido perfecta y que sus flaquezas morales hayan sido obvias, pero estos han sido hombres con corazones para Dios y para Su obra.

 

 

Continúa…

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 2


church_history_button

El mundo siguió de mal en peor. Adam y Eva experimentaron en su propia familia el primer asesinato cometido en la historia del mundo; sería el primero de millones de asesinatos que se han cometido hasta el día de hoy. El hijo mayor de Adam y Eva, Caín, asesinó a su hermano Abel. En Génesis 4:1-11 leemos sobre esta trágica historia,

 

Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: «Por voluntad de Jehová he adquirido un varón.» Después dio a luz a su hermano Abel. Fue Abel pastor de ovejas y Caín, labrador de la tierra.

Pasado un tiempo, Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de la grasa de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín ni a su ofrenda, por lo cual Caín se enojó en gran manera y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo a Caín:

—¿Por qué te has enojado y por qué ha decaído tu semblante? Si hicieras lo bueno, ¿no serías enaltecido?; pero si no lo haces, el pecado está a la puerta, acechando. Con todo, tú lo dominarás.

Caín dijo a su hermano Abel: «Salgamos al campo.» Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y lo mató. Entonces Jehová preguntó a Caín:

—¿Dónde está Abel, tu hermano?

Y él respondió:

—No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Jehová le dijo:

—¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. 11 Ahora, pues, maldito seas de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. (Reina Valera 1995)

 

      Mucho podemos decir sobre estos pasajes Bíblicos. Lo que quiero enfatizar es el hecho de que tanto Caín como Abel trajeron ofrendas a Dios. Hay algo en nuestros adentros que reconoce que hay un ser mucho más grande que nosotros; hay algo dentro de nosotros que ha sido creado para adorar a Dios. Mas Dios aceptó la ofrenda de Abel y no la de Caín. ¿Por qué? El verso siete nos da la respuesta, aquí Dios le dice a Caín:

 

Si hicieras lo bueno, ¿no serías enaltecido?; pero si no lo haces, el pecado está a la puerta, acechando. (Reina Valera 1995)

 

      Esto es una enseñanza poderosa, ya que Dios mira más allá de nuestros actos religiosos; Dios mira el corazón. Caín quería que su ofrenda fuera aceptada, mas intencionalmente hacía lo malo; su corazón no estaba en las cosas de Dios, sino en su propio orgullo y vanagloria. La asquerosidad de su corazón fue revelada cuando cometió este espantoso asesinato a sangre fría al acecinar a su hermano Abel.

      Esta violencia seguiría manifestándose en el mundo hasta que se convirtió en la razón principal por la destrucción de toda cosa viva con la excepción de Noé, su esposa, sus tres hijos y sus esposas, además de parejas de toda especie animal.  En Génesis 6:11 nos dice la Palabra,

La tierra se corrompió delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. (Reina Valera 1995)

 

      Con ocho personas y toda especie de animal creado flotando en un arca, Dios comenzaría la raza humana nuevamente. Dicha arca sería la primera tipología de lo que hoy conocemos como la Iglesia. Fue otra oportunidad dada por Dios para que comenzáramos nuevamente.

 

Continúa…

 

Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios


church_history_button

Hace ya unos años Dios depositó en mi un deseo muy grande de estudiar la historia de los grandes avivamientos. Recientemente ha nacido en mi un deseo de estudiar la historia de la Iglesia en los Estados Unidos y la historia de la Iglesia en general.

      He estado leyendo unos libros poderosísimos de autores que se han tomado el tiempo  de dibujar en palabras nuestros orígenes como Cristianos. Lamentablemente el conocimiento histórico de nosotros como Iglesia se detiene en el libro de Hechos y en las cartas de los apóstoles. Aún más lamentable es el hecho de que muchos tan siquiera conocemos las historias de los orígenes de las denominaciones de las cuales formamos parte.

      La historia de la Iglesia se pudiera considerar un requerimiento para todo Cristiano ya que, de esa forma, podemos aprender de nuestros antepasados espirituales. Creo que existen muchas lecciones que podemos aprender del pasado; creo que es importante que conozcamos quienes somos como pueblo de Dios, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

      Esta serie de artículos está diseñada para el creyente, mas invito a los no Cristianos a formar parte de la lectura de estos escritos. Le pido a Dios que en el proceso, el que no conoce a Cristo como Señor y Salvador, le conozca, le crea y le acepte en su corazón para salvación de su alma. Para el creyente, espero que su hambre y su sed de Dios crezca a niveles incomparables.

      Establezcamos primeramente que Dios creó al hombre, al mundo y a todo lo que nos rodea. El Jardín del Edén es un reflejo histórico del corazón de Dios en cuanto a su propósito con la humanidad. Dios nos dio un lugar perfecto e incomparable en preciosura.

      Dios nos regaló un lugar sin dolor, sin engaño y sin sufrimiento. El Jardín del Edén era un lugar seguro y sin hipocresías. Un lugar en donde, no hacía falta vestimenta ya que no existía la malicia que existió y existe aún hoy después de la caída. Más que todo, el Jardín del Edén era un lugar en donde el hombre tenía perfecta relación con Dios. Nos dice la Biblia en Génesis 3:8,

Luego oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba por el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. (Reina Valera 3:8)

 

      En este verso vemos lo que se consideraba como costumbre de Dios en su relación con Adam y Eva. El caminaba con ellos al aire del día. ¿Se imagina usted el tener el privilegio de caminar con Dios? Mas el pecado interrumpió esa relación.

      Dios creó a Adam y a Eva para que vivieran y se multiplicaran. Ni la muerte ni el pecado tenían autoridad sobre ellos. El hombre era eterno en cuerpo, en alma y en espíritu. Las consecuencias del pecado de Adam y Eva fueron devastadoras. Ha consecuencia de su pecado murieron espiritualmente de forma instantánea; sus cuerpos comenzaron el proceso de envejecimiento, la muerte física fue introducida y el alma del hombre pasó a ser infectada con el pecado. Fue el fin de la pureza; aún desde nuestro nacimiento, ya nacimos con dicho pecado; el Salmo 51:5 nos dice,

“En maldad he sido formado
y en pecado me concibió mi madre.” (Reina Valera 1995)

 

      La humanidad se metió en problemas con Dios; el hombre tanto como la naturaleza en general, fue y sigue siendo afectada por la decisión de los primeros dos seres humanos que caminaron sobre la faz de la tierra.

      ¿Se rindió Dios en esta trágica novela de nuestra historia? Ciertamente tuvo razón suficiente para acabar con nosotros, mas no fue así. Dios, en su infinita sabiduría, sigue  revelando su corazón a una humanidad que aún hoy está perdida sin Dios.

Continúa…

Giving Glory to God on this Day


I just want to say this, please do not think that I am bragging. For the people who know me, you know that I am a failure in many ways. But I am in a time in my life when I recognize how little I am and how awesome God is. I am standing strictly because of HIS grace and Mercy. When I speak or write something that sound tough; know that I am not doing it because I am better, but because I know what is on the other side of a life that insist in sinning. I truly love you all, even those I don’t know. Today, I want to give glory to my God because of HIS LOVE for all of us. Today, I want to give glory to GOD because, HE is blessing my wife, HE is blessing my children and yes…HE IS BLESSING ME! I am overwhelmed! Thank you God!

A Journey Through The Greatest Revivals in Church History


REVIVAL

 

“O Lord, I have heard Your speech and was afraid; O Lord, revive Your work in the midst of the years! In the midst of the years make it known; In wrath remember mercy.” Habakkuk 3:2 (NKJV)

 

I believe in revivals; I believe in the need for revivals; in the power found in revivals, the love, the passion, the deep search for truth, the hope and the ministerial effectiveness of revival. Even as I am aware that there are other revivals that have taken place in history, these are the revivals that I consider had regional, national and/or international influence. These are the revivals that changed hearts, change local churches, changes communities, cities, nation and the world.

 

  • 1517: The Reformation. Led by the German Martin Luther. Through Martin Luther God reestablished the definition of JUSTIFICATION. It was a return to the true definition of the Gospel. We can say that, perhaps 300 hundred years after Christ, the doctrine of Justification was tragically corrupted. The overtaking of the Catholic Church deeply affected the spiritual health of Christianity. The reformation took us back to the primitive church’s doctrine of the Apostles; it explained how people receive salvation according to the bible and not according to some man-made idea. The central theological point of Martin Luther was that, we are saved by faith alone through grace. Martin Luther made it clear to the world that salvation is only available through Jesus Christ.

 

 

 

  • 1790-1840: The Second Great Awakening. This was an evangelistic explosion that brought millions of new converts. This was also an American revival, even as it also affected the world. The Methodist and the Baptist were used by God to lead this powerful revival.

 

It is important to point out how God made sure that JUSTIFICATION was well-defined before releasing this powerful evangelistic anointing. Also, historically speaking, we see that God had His hands on this great nation from the beginning. The First Awakening took place during the times of the Colonies and as we were formed as a new nation we started experience the Second Great Awakening. With less than 100 years as a nation; a nation that was established the 4 of July of 1776 we entered the Third Great Awakening.

 

  • 1850-1900: The Third Great Awakening. With this revival the church actively embraced what is known as the Social Gospel. This is the church getting actively involved in social issues. A new movement rose during this time, the Holiness Movement; this movement established Christian Perfection. In other words, a life free from voluntary sin was possible as the person experience the second work of grace, SANCTIFICATION. The holiness movements established that with salvation we are free from the guilt of the original sin (Adam and Eve’s sin) with this second work of grace, sanctification, we now become perfect as any tendency or desire of sin is no longer a reality in the sanctified heart.

 

So now the body of Christ, not only understands salvation, but is also getting involved in social issues and is recognizing the central place of sanctification in the live of a believer. I believe that it is here where great divisions start taking place. The issue of Sanctification, from John Wesley’s point of view was the prevailing theology in the Body of Christ during this time. The division comes because other theologians, even as they understood the importance of sanctification, saw it as a process. This division is still a cause of division in the Body of Christ today.

 

With the Social Gospel we also have to be careful, as we must remember that even as we live in this world, we are not from this world. I get the feeling that the Body of Christ focus too much on what the world is saying and doing and forget that the judgment of the Lord will start with us.

 

  • 1904-1905: The Welsh Revival. This revival was a massive and spectacular move of God. In this revival God used a young man by the name of Evan Roberts. This man created a habit of waking up at 1:00 AM and meet with God until 5:00 AM. This is a good example of a revival starting in one man’s heart and spreading through nations. This revival started in Welsh, it spread through the rest of Britain, Scandinavia, parts of Europe, North America, the mission fields of India and the Orient, Africa and Latin America. The Welsh Revival involved young people, involves music, a hunger for prayer, for God’s Spirit and at its heart the theology of this revival was very simple:

 

(1) Confess all known sin to God, receiving forgiveness through Jesus Christ.

 

(2) Remove anything from your life that you

 

are in doubt or feel unsure about.

 

(3) Be totally yielded and obedient to the

 

Holy Spirit.

 

(4) Publicly confess the Lord Jesus Christ.

 

 

 

I believe that this simple formula that marked the center of Welsh’s theology, is as real and current today as it was then. Welsh gave us a passion for prayer, a passion for worship, a passion for holiness and a passion for souls.

 

  • 1906-1909: The Azusa Street Revival. In this revival God used a black man by the name of William J. Seymour. Again, we see the hunger that is so characteristic in the lives of these men that God uses to bring these mighty moves. Seymour was known for his prayer life, from five hours a day dedicated to prayer he increased the time to seven hours a day. This was a man whose dependency in God was unparalleled. At Azusa, the meetings were truly led by the Holy Ghost. You did not know who was going to preach, who was going to sing; there was no order of service, no service structure and no man agenda. Seymour use to place his head in a shoebox and pray for God’s guidance in every service. At the peak of the revival they had three services a day, every day and, none of the services looked the same. This was the revival that brought Pentecostalism all over the world. This was a revival of God’s Spirit and the Baptism of the Holy Ghost. Here we see, theologically, that they embraced the First Work of Grace, Justification. They also embrace the Second Work of Grace, Sanctification, from John Wesley’s prospective and, they also introduced the Baptism of the Holy Spirit. The Baptism of he Holy Spirit was not necessarily introduced as a third work of grace, but as necessary empowerment for the believer to be fully equipped and ready for ministry. I am aware that people were baptized in the Holy Spirit prior to The Azusa Street Revival. We must recognize Charles Parham and his school in Topeka Kansas, where one of his students was baptize in the Holy Ghost within hours of the arrival of the twenties century. We must also acknowledge that Charles Parham also explained and introduced this experience as a Biblical Doctrine. However, history revealed to us that it was William J. Seymour who God used to bring this amazing experience back to the Christian experience. It is part of the spiritual treasures God has available for us. With this revival we saw an amazing displayed of God’s power.

 

With the Pentecostal movement we also see many doctrinal atrocities. As I said before, in every movement and in the lives of all the mighty men of God, we see a lack of truth in their doctrinal views. With the exception of the original apostles we see that everybody missed something, if not in doctrine, in love. The Pentecostal denomination, more than any other is infected by a history of racism. Also, Azusa incorporated the doctrine that Justification, Sanctification and the Baptism of the Holy Ghost were all necessary for a person to be saved.

 

I strongly believe that in order for us to be able to find the Church, we must look at these revivals as road maps. The history of the church is found in these revivals as we see God’s hand behind these supernatural movements. These were things that could have never being achieved without God, that is how I know that it was HIM. We are also able to see that the selfishness and arrogance of men ended these revivals.

 

What is next? The Body of Christ stands in need of another revival. We need a revival that places God’s Word in the center of what we believe. We need to develop a mentality where we refuse to accept anything as doctrine that can’t be found in the Bible. That means that we must question everything and start from the beginning. We need to go over the Biblical definition of Justification, what does it means to be saved? and How do we get saved? etc.

 

We need to truly understand sanctification. Was John Wesley right with his Christian perfection doctrine? or Is sanctification a process? We live in a time where churches are too liberal. Under the umbrella of “Nobody is perfect” we go after imperfection, justify our sin and continue sinning. The “Don’t judgment me doctrine” is the spiritual version of the political correctness that is consuming our society today.

 

We also need to reevaluate the doctrine of the Baptism of the Holy Ghost. Being baptize in the Holy Ghost must be more than just speaking in tongues. We say that speaking in tongues is the initial evidence, but what is the real tangible evidence? After speaking in tongues what else do we look for?

 

The Body of Christ is seriously and shamefully divided. This division can’t be taken lightly. We are supposed to be one Body!

 

 

So I pray, may the Lord bring us together, may the Lord save many, give us a heart for holiness and a heart to recognized the needed power of the Holy Ghost so that we may be effective witnesses in this fallen world.