Un Vistazo a Nuestra Historia Como Pueblo de Dios Parte 3


church_history_button

Desde el Gran Diluvio Universal hasta el nacimiento de Abraham contamos con alrededor de trecientos años. De hecho, es claro que Noé y Abraham vivieron durante el mismo tiempo. Lógicamente Abraham era mucho más joven que Noé.

      Abraham es un personaje céntrico en nuestra fe, él es conocido como el padre de la fe. Mateo 3:8-9 nos dice,

Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: “A Abraham tenemos por padre”, porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. (Reina Valera 1995)

 

      En Génesis 12:1-3 vemos el comienzo de la historia de una nueva nación que haría historia en el mundo. Es la única nación que fue directamente establecida por Dios con propósito santo y céntrico en la historia de la humanidad.

12 Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.» (Reina Valera 1995)

 

      En el estudio de la historia de la Iglesia es importante el profundizar en estos tres versos que representan el llamado de Abraham. Estos versos son aplicables a nosotros como el Cuerpo de Cristo. He escuchado desde hace muchos años que la salvación es gratuita, pero el caminar como verdaderos Cristianos nos costará todo.

      Antes de la realización del llamado de Abraham fue requerido de él que dejara atrás tres cosas:

  1. Su nación: Tierra, el planeta tierra

  2. Su parentela: Parientes, familiares, parientes lejanos.

  3. Su familia: Personas con las cuales se comparte un hogar. La casa de nuestros padres.

      Si Abraham no hubiese salido de su tierra; si Abraham hubiese rehusado a salir de su parentela, sus familiares, sus amigos, la personas cercanas a el y, si Abraham hubiese rehusado a dejar la casa de su padre, nunca hubiese sido el padre de nuestra fe. Nosotros como Iglesia, aunque vivimos en este mundo, no somos parte de este mundo (Juan 17). El pueblo de Dios está llamado, por sobre todo lo demás, a ser un pueblo santo, separado para Dios.

      ¿Quién voluntariamente abandonaría el lugar en donde se crió, su vecindario, su tierra, etc.? ¿Quién dice, voy a abandonar a mis parientes queridos, amigos y aún a los de la casa de mi padre? Hermanos, no es fácil el negarse de tal manera que estamos dispuesto a dejarlo todo para seguir a Dios. Mas ese es el llamado del Cristiano. Por eso es que muchos son los llamados, pero poco los escogidos (Mateo 22:14)

      Todos los días perdemos gente en el cuerpo de Cristo que mueren si tan siquiera alcanzar el principio de sus llamados. Es así por que han rehusado a responder al llamado a la santidad que tenemos todos los hijas e hijas de Dios. Nunca seremos efectivamente usados por Dios mientras estemos enamorados de las cosas de este mundo y no estemos dispuesto a sacrificar lo que Dios nos manda a sacrificar. Jesús nos dijo en Lucas 9:23,

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. (reina Valera 1995)

 

      A través de la historia de la Iglesia veremos las dos fuerzas que han dominado la Iglesia. Por un lado hemos visto los que rehúsan negarse a si mismo. Este grupo pone sus fuerzas en la secularización de la Iglesia. Por el otro lado vemos a los que han determinado negarse a si mismo, buscan de Dios y convierten Su Palabra en la  guía de sus vidas.

      Lo que está claro es que nadie, absolutamente nadie a sido utilizado por Dios para traer avivamiento a Su pueblo sin que antes haya desarrollado un apetito espiritual por Dios y un deseo a vivir vidas santas. Puede que en el proceso sus doctrinas no hayan sido perfecta y que sus flaquezas morales hayan sido obvias, pero estos han sido hombres con corazones para Dios y para Su obra.

 

 

Continúa…

Author: angelcasiano

An independent thinker with a profound call to see the orthodoxy of the church and passion for Christ manifesting together. Angel was born in Brooklyn, New York in April of 1968, he was raised on the beautiful island of Puerto Rico where he earned his B.S. degree in Sociology with a minor in Education from the Inter American University in San Germán in 1991. That same year he moved to Jacksonville, Florida. After working construction jobs for a year and learning the English language, his first job working with foster-care children in the capacity of youth care worker was with Jacksonville Youth Sanctuary in September of 1992. With JYS he was promoted several times as group home supervisor, legal caseworker, and program director. While in Jacksonville, Angel studied a couple of martial arts styles. After earning his black belt, he became the founder of Good Fight Ministries as he used martial arts as an instrument to preach the gospel. In 2004 Angel was selected Martial Arts Instructor of the Year for the State of Florida and in 2005 Angel was inducted in the USA Martial Arts Hall of Fame where he also received the Christian Spirit Award. In July of 2005 Angel accepted his call to pastor a bilingual church in Winton, NC where he served for a couple of years. Five months later he lost his first wife to cancer in December of that same year. This initiated a deep valley of suffering in his life, a mountain of costly mistakes and the embracing of lifestyles of sin that are well documented through this blog. In August of 2012 Angel moved to Fairbanks Alaska with his wife Rayette Casiano and six children who are now adults. In Alaska, Angel continued his social work-related career and his ministry of preaching, teaching and writing. Angel is the author of two books, Hope for the divorcee: Forgiving and Moving Forward and 7 Banderas de Esperanza: La Bendición de Yokdzonot. In January 8th of 2020 Angel and his wife moved to Arizona.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s