Vendedores de Carros o Pastores


Hay muchos que promocionan su denominación más de lo que promueven a Cristo. El pecado más grande que cometen es el “vender” la idea de que la bendición de Dios fluye a través de sus denominaciones. Esto es robarle gloria a Dios.

            Se conectan con esta denominación porque dicha denominación está conectada a este o este otro avivamiento o este o a esta otra figura. No saben que le están robando la gloria a Dios. Somos bendecidos porque Dios nos bendice, no porque somos parte de la Iglesia Bautista, Presbiteriana, Pentecostal, etc. Cuando entramos a iglesias locales y lo primero que vemos es la bandera de su denominación, le estamos quitando la gloria a Dios. La Iglesia es una. Efesios 4:3-6 nos dice,

procurando mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz: un solo cuerpo y un solo Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos y por todos y en todos. (RVR 1995)

Sí, entiendo que para muchos es importante el firmar los papeles, establecer la Iglesia como una sin fines de lucro, etc. Esos son formalidades normales, pero fuera de eso estamos llamados a exaltar a Cristo y solo a Cristo. Cristo no comparte su gloria con nada ni nadie. Si todavía tienes duda de que Dios no aprueba este sistema de denominaciones, mira lo que nos dice Cristo en Mateo 16:13-18

13 Al llegar Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo:

—¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?

14 Ellos dijeron:

—Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas.

15 Él les preguntó:

—Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

16 Respondiendo Simón Pedro, dijo:

—Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

17 Entonces le respondió Jesús:

—Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán. (RVR 1995)

         Jesùs hizo la pregunta, ¿Quién dicen los hombre que es el Hijo del hombre? Hubo básicamente, dos respuestas, una fue la errónea y la otra la correcta. El conectar a Cristo con Juan el Bautista o los profetas no es el fundamento de la Iglesia. Para que entiendas, el conectar a Cristo con los bautistas, pentecostales, presbiterianos, etc. no es la respuesta correcta.

            La respuesta correcta vino de Pedro, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”   Esa es la revelación base de la Iglesia, es el reconocimiento de la unción y poder de Jesús y el reconocimiento de que EL es el HIJO del DIOS Viviente. Esa es la única Iglesia reconocida en el Reino de los Cielos. Esa es la única Iglesia que tiene el poder de vencer este sistema demoniaco que nos rodea. Solo en la Iglesia real es que tenemos victoria, no en estas denominaciones que se creen mejor que nadie. Muchas de ellas arrogantemente predican que solo ellas tienen la verdad. No hay unción y no hay mensaje; parecen empresas privadas y los pastores pareces vendedores de carros.

            Hoy día vemos nuestros valores por el piso, no hay moral, no hay amor por la verdad, estamos rodeados de corrupción y muchos no toman la Iglesia en serio por toda la basura que predican muchos. Pero muchos se convertirán a Cristo cuando nos vean juntos en unidad, como familia. La mejor herramienta evangelística que tenemos es el amarnos los unos a los otros. Juan 13:35 nos recuerda el poder del amor,

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. (RVR 1960)

Author: angelcasiano

An independent thinker with a profound call to see the orthodoxy of the church and passion for Christ manifesting together. Angel was born in Brooklyn, New York in April of 1968, he was raised on the beautiful island of Puerto Rico where he earned his B.S. degree in Sociology with a minor in Education from the Inter American University in San Germán in 1991. That same year he moved to Jacksonville, Florida. After working construction jobs for a year and learning the English language, his first job working with foster-care children in the capacity of youth care worker was with Jacksonville Youth Sanctuary in September of 1992. With JYS he was promoted several times as group home supervisor, legal caseworker, and program director. While in Jacksonville, Angel studied a couple of martial arts styles. After earning his black belt, he became the founder of Good Fight Ministries as he used martial arts as an instrument to preach the gospel. In 2004 Angel was selected Martial Arts Instructor of the Year for the State of Florida and in 2005 Angel was inducted in the USA Martial Arts Hall of Fame where he also received the Christian Spirit Award. In July of 2005 Angel accepted his call to pastor a bilingual church in Winton, NC where he served for a couple of years. Five months later he lost his first wife to cancer in December of that same year. This initiated a deep valley of suffering in his life, a mountain of costly mistakes and the embracing of lifestyles of sin that are well documented through this blog. In August of 2012 Angel moved to Fairbanks Alaska with his wife Rayette Casiano and six children who are now adults. In Alaska, Angel continued his social work-related career and his ministry of preaching, teaching and writing. Angel is the author of two books, Hope for the divorcee: Forgiving and Moving Forward and 7 Banderas de Esperanza: La Bendición de Yokdzonot. In January 8th of 2020 Angel and his wife moved to Arizona.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s