El Grito del Corazón de Dios


2016

El llamado a la santidad no es nuevo, es el grito desde el corazón de Dios que clama por la separación de un pueblo para servirle y para darle gloria a El. En su inmensa sabiduría e inexplicable propósito, a Dios le ha placido levantar una nación que brille con la pureza de la santidad en medio de tanta maldad y tanta obscuridad de pecado. El amor y la gracia de Dios brillan más fuertemente cuanto más abunda el pecado.

 La Ley, pues, se introdujo para que el pecado abundara; pero cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia, Romanos 5:20 Reina-Valera 1995 (RVR1995)

          En el Paraíso se hace la voluntad de Dios; es un lugar santo en donde no hay espacio para impurezas. Dios no permite impurezas en su casa; su casa es preciosa y santa. Mas aquí en la tierra esas cosas bellas no fluyen, es un sistema secular que no le da gloria a Dios, es un sistema secular que odia a Dios y que constantemente viene en contra de Su voluntad.

         Este sistema secular tienes sus comienzos en la Historia de la Torre de Babel.[1] Toda falsa religión e organizaciones secretas tienen sus comienzos en el corazón de la construcción de esta torre. Fue el nacimiento oficial de la filosofía de satanás en esta tierra. Génesis 11:4 nos dice,

Después dijeron: «Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéramos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.» (RVR1995)

          Este afán de hacernos un nombre para nosotros mismos, en otras palabras, este afán de hacer las cosas para nuestra gloria y no para la gloria de Dios es el corazón de la filosofía satánica. Satanás, era el gran Lucifer, el ángel más bello, mas él quiso quitarle la gloria a Dios y enfocarlo todo en él mismo. Una gran cantidad de ángeles en el cielo creyeron semejante mentira y decidieron seguir a Satanás. Es una enseñanza atractiva y aún hoy muchos la siguen al pie de la letra.

         Satanás levantó a un hombre llamado Nimrod. Si leemos sobre Nimrod, sin prestar atención, fácilmente este hombre se confundiría por un hombre bueno. Mas, todo lo contrario, el nombre Nimrod significa, “Rebelde delante de Dios”. Se dice que fue Nimrod quien dirigió la construcción de la Torre de Babel.

Los hijos de Cus: Seba, Havila, Sabta, Raama y Sabteca. Y los hijos de Raama: Seba y Dedán. Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Éste fue vigoroso cazador delante de Jehová, por lo cual se dice: «Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová.» 10 Y fueron cabeceras de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, ciudades en la tierra de Sinar. 11 De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehobot, Cala 12 y Resén entre Nínive y Cala, la cual es ciudad grande.  Genesis 10:7-12 (RVR1995)

          Este sistema secular tiene sus orígenes en la abierta rebeldía en contra de Dios. Es por eso que el grito del corazón de Dios para su gente continúa aún hoy y continuará hasta el final, el grito es el mismo, “Salid de ella”. En el libro de Apocalipsis 18:1-4 la Biblia nos dice,

Después de esto vi otro ángel que descendía del cielo con gran poder, y la tierra fue alumbrada con su gloria. Clamó con voz potente, diciendo:

«¡Ha caído, ha caído la gran Babilonia!

Se ha convertido en habitación de demonios,

en guarida de todo espíritu inmundo

y en albergue de toda ave inmunda y aborrecible,

porque todas las naciones han bebido

del vino del furor de su fornicación.

Los reyes de la tierra han fornicado con ella

y los mercaderes de la tierra se han enriquecido

con el poder de sus lujos sensuales.»

Y oí otra voz del cielo, que decía:

«¡Salid de ella, pueblo mío,

para que no seáis partícipes de sus pecados

ni recibáis parte de sus plagas!,

(RVR1995)

         En el Viejo Testamento Dios tomó a un hombre llamado Abram, lo sacó del territorio Babilónico y de él y su esposa Sara, levantó la nación de Israel. Las naciones alrededor de Israel eran todas diabólicas, le servían a otros dioses, estaban consumidas con violencia, inmoralidad, corrupción y todo tipo de cosa demoniaca. Con el tiempo Israel también cayó en la misma condición espiritual que el resto del mundo y por ello fue juzgada.

         En el Nuevo Testamento Dios levantó a otro pueblo, llamados a ser el Cuerpo de Cristo, La Novia, la Iglesia, en donde todo aquel que pone su confianza en Su amado Hijo Jesús es bienvenido. Mas el llamado sigue siendo el mismo, es el llamado a la santidad. El Apóstol Pedro nos dice,

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia, 15 sino, así como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, 16 porque escrito está: «Sed santos, porque yo soy santo.» 1 Peter 1:14-16 (RVR1995)

          Dios nos viene llamando a ser obedientes, a no conformarnos al patrón establecido por el mundo y, a ser santos en toda nuestra forma de vivir. Hermanos, nos estamos acostumbrando a un evangelio moderno que enseña cristiandad sin responsabilidad. Estamos esperando que un ángel venga del cielo y nos quite todo deseo carnal que tengamos, pero eso no va a suceder nunca en esta dimensión de vida. Hay una guerra constante entre el Espíritu de Dios y nuestros deseos carnales de acuerdo a Gálatas 5:17,

porque el deseo de la carne es contra el Espíritu y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisierais. (RVR1995)

          La guerra espiritual interna en nuestras vidas como Cristianos es real y verdadera, todos estamos batallando con algo, pero esa batalla no es una excusa para rendirse ante la carnalidad, mas es la libertad que tenemos para amar a Dios aún en nuestras batallas.

         Hermanos el trabajo santo en nuestros corazones es obra del Espíritu Santo, pero es nuestra responsabilidad el mantenernos separados del amor al mundo y sus sistemas babilonios. El Profeta Jeremías nos dice de este sistema secular de Babilonia,

«Juzgaré a Bel en Babilonia

y sacaré de su boca lo que se ha tragado.

Nunca más vendrán naciones a él,

y el muro de Babilonia caerá.

45

¡Salid de en medio de ella, pueblo mío,

y salvad vuestra vida

del ardor de la ira de Jehová!

Jeremías 51:44-45 (RVR1995)

          En el 2016 no hay nada nuevo, el llamado continúa siendo el mismo; es el llamado a la santidad. Sin la santidad no verás a Dios[2] y sin la santidad nunca podrás llevar a cabo el destino que Dios tiene para tu vida.[3] En el 2016 parece claro el hecho de que resoluciones sin santidad son entonces una pérdida de tiempo. Este mensaje es para la Iglesia, es un llamado a la santidad y un llamado a dejar de prostituirnos con Babilonia. ¿Responderás al grito de corazón de Dios? ¡Salid de ella!

 

 

 

[1] Génesis 11

[2] Hebreos 12:14

[3] Romanos 12:2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s