Esperanza


esperanza-24

Nada en el mundo tiene el poder de transformar una vida desde lo más profundo de nuestros corazones, solo Dios. Mientras el mundo progresa tecnológicamente, más deteriora espiritualmente, ya que cada vez se aleja más de Dios.

         Las estadísticas nos muestran que un millón de personas se quitan la vida alrededor del mundo todos los años. Cada 40 segundos alguien se quita la vida. Esto ha sido un aumento de 60% en los últimos 45 años. El suicidio es la tercera causa de muerte entre personas de 15 a 44 años de edad. Se espera que para el 2020 estos números aumenten significativamente.

         Aquí en el estado de Alaska, en donde me ha tocado vivir por los últimos tres años, el diablo está haciendo estragos. Aunque Alaska es el estado más grande de los Estados Unidos, la población no alcanza ni un millón de personas. Mas sin embargo, más del 50% de los suicidios cometidos en los Estados Unidos, entre niños y jóvenes de 15 a 24 años de edad, suceden el Alaska.

         La Biblia nos dice en Juan 10:10, “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Reina Valera Revisada 1960) El diablo es el dios de este mundo secular de acuerdo a Segunda de Corintios 4:4. Existen solamente dos agendas en este mundo, una de vida y la otra de muerte; si no estás con Cristo estás con el diablo.

         El evangelio, que significa las buenas noticias, nos ofrece vida en abundancia. Jesucristo vino a salvarte, a liberarte, a santificarte a restaurante y usarte poderosamente para su gloria. Nunca conocerás el propósito de tu vida sin Cristo; nunca llevarás a cabo dicho propósito sin él.

         Hoy Jesucristo quiere ser tu Salvador, tu Señor, tu Intercesor y tu Abogado. 1) Salvador porque sin él nos espera el infierno y luego el lago de azufre, 2) Señor porque él quiere mostrarte otro estilo de vida indescriptiblemente mejor que el nuestro, 3) Intercesor para protegerte y bendecirte en oración y, 4) Abogado para liberarte de la culpa de tú iniquidad y de la iniquidad que has heredado de tus padres. El Profeta Isaías habló del propósito de Cristo para con nosotros, cientos de años antes que Cristo caminara en esta tierra cuando declaró las siguientes palabras:

Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. (RVR 1960)

         ¿Sabías tú que Dios te conoce por nombre? Sabías tú que tiene propósito santo para ti? ¿Sabías tú que Dios te ama? ¿Hasta cuando seguirás huyendo de él? Le pido a Dios que en este momento, mientras lees estas palabras, el Espíritu Santo toque tu espíritu y te haga nacer de nuevo; que te dé una nueva vida y un nuevo corazón. El Evangelio es simple, queridísimo lector.

         Simplemente abre tu boca y arrepiéntete de tus pecado, confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, que murió y que Dios lo resucitó al tercer día. Invítalo a morar en tu corazón. Si dices esta oración, creyendo en tu corazón, serás salvo. Romanos 10:9-10 nos dice:

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. (RVR 1960)

         No hay ningún pecado, por más malo tú crees que sea, que la sangre de Cristo no pueda cubrir. Si tienes preguntas sobre este tema escríbeme a angelcasiano@aol.com; aquí estoy a tus órdenes, Dios te bendiga.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s