El Evangelio no es Solo de Domingos


bible-study

El evangelio no es tan solo criticar, el evangelio es práctico y ofrece soluciones prácticas a los problemas de este mundo. El problema es que hemos confundido el evangelio con edificios, el estar unidos a una hora y un día de la semana específico para observar a otros ofrecernos el “show”, que conocemos como la Iglesia.

 

El evangelio no es un edificio ni un día u hora específica de la semana. El evangelio no es un sombrero que te pones o quitas de acuerdo a tu gusto. El evangelio es un estilo de vida; es la forma de vida aceptada por Dios. Aunque somos verdaderamente libres para creer y para hacer lo que nos da la gana; la Biblia nos advierte, “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.” Primera de Corintios 10:23 (RVR 1960)

 

El evangelio nos une, como Cristianos, bajo la cultura de la Palabra de Dios. El Apóstol Pedro nos dice, “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.” Primera de Pedro 3:8-9 (RVR 1960). El Apóstol Pablo nos habla de que somos ciudadanos del cielo. (Filipenses 3:20)

 

Creo que hoy día el anhelo por la fama de muchos los lleva a inventarse cosas que, aunque suenan espectaculares, inteligentes y hasta espirituales, no tienen absolutamente nada que ver con Dios. Estamos llamados a tener todos el mismo sentir; ese sentir no es emocional ni personal, es el sentir que va de acuerdo con lo establecido por los profetas del Viejo Testamento y los apóstoles del Nuevo.

 

El darle reverencia a la Palabra de Dios es darle reverencia a lo que El establece como verdad. Imagínate criarte con un padre al cual dices amar, pero ignoras completamente lo que él te dice. Imagínate, como convencer a los que están a tu alrededor de que amas a tu padre cuando no le obedeces en nada; cuando su palabra no significa nada para ti. Hermanos, no podemos separar la Palabra de Dios de Dios. El Apóstol Juan nos dice, “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Juan 1:1 (RVR 1960)

 

La razón por la cual muchos no respetan las cosas de Dios ni quieren nada que ver con Dios, es por la confusión que muchos siguen inyectando en la Iglesia. Muchas iglesias se han convertidos en clubes sociales en donde los miembros son los que establecen las reglas en lugar de, simplemente, escudriñar las Escrituraras para buscar lo que es real y verdadero y lo que no.

 

Me hablaba un hermano hace unos días, de su deseo de que lo que dice hoy sea recordado en veinte o treinta años. Le dije que ese no era mi sentir y que no creo que ese sentir sea de Dios. No me interesa que recuerden lo que yo tenga que decir, mas que recuerden que fui un hombre que, fielmente, trató de repetir el mensaje profético y apostólico el cual tiene el poder de transformar corazones, sanar almas, cambiar vidas, restaurar, edificar y formar espíritus rectos dentro de nosotros. No hay nada en este mundo con semejante poder… ¡Nada!

 

No sé que hará Dios con estos edificios tan grandes que llamamos Iglesias. Lo que sí sé es que nosotros somos la Iglesia. Lo que sí sé es que el evangelio tiene que ser real para nosotros mismos. Lo que sí sé es que si no traemos eso que identificamos como el evangelio ha nuestros lugares secretos; si eso que identificamos como evangelio no llega a la simpleza de nuestros hogares, todavía eso que conocemos como evangelio no se ha convertido en realidad en nosotros. Lo que tenemos es una religión de hombres carnales sin poder para cambiar a nadie. Todavía, si ese es nuestro caso, no hemos desarrollado una relación con nuestro Cristo amado.

 

Creo que estos son buenos tiempos para poner a prueba todo lo que sabemos; cuestionarlo todo y rechazar todo lo hemos aceptado como doctrina que no se ve claramente en las Escrituras. Es tiempo de exigirle a pastores y maestros que nos enseñen capítulos y versos que solidifiquen lo que están diciendo de parte de Dios. Este es un tiempo de leer y estudiar línea por línea y punto por punto TODA la Biblia. Reconociendo que somos el pueblo del Nuevo Testamento, mas reconociendo también, como divinas, las Palabras de Moisés, las palabras de los profetas y las canciones más poderosas en la historia de la humanidad; canciones interpretadas ha son de bocina; con salterio y arpa; con pandero y danza; con cuerdas, flautas y con címbalos resonantes… Selah.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s