Dios Amor y Dios Juez


Depositphotos_62932641_m-2015.jpg

Hace apenas unos días, el 19 de Noviembre de este año, falleció un hombre que simbolizó la maldad, el odio y lo demoniaco por décadas. En la década de los sesenta, Charles Manson fue el líder de un grupo el cual el llamó, La Familia Manson (Manson Family). En los meses de Julio y Agosto de 1969 planeó el asesinato de nueve personas en cuatro localidades diferentes. También fue acusado de dos asesinatos más.

         La pregunta es, ¿amaba Dios a Charles Manson? La respuesta es Sí; Dios amó a Charles Manson y a cada ser humano. El amor de Dios es incondicional; quiere decir que no importa lo que hagas, Dios te ama. Nadie en este mundo tiene la capacidad de amarte como Dios te ama. No importa si eres Cristiano o no, si eres un buen ciudadano o no, si nunca haz estado preso o si eres un Charles Manson.

         La Biblia nos dice que Dios es amor (I Juan 4:8). El amar es su naturaleza y es su carácter. Mas si solo enseñamos y predicamos sobre el amor de Dios, estamos predicando y enseñando un mensaje incompleto. Santiago 4:12 nos dice, “Hay un solo Dador de la ley y Juez quien es poderoso para salvar y destruir…” (RVA2015) Dios es el dador de la ley; Él ha establecido las reglas de juego, lo que es bueno y lo que es malo. Él ha hecho saber las consecuencias del camino de sus justicia y las consecuencias del pecado. El hecho de que de Dios es amor no quiere decir que con Dios se pueden jugar jueguitos de manipulación.

         Hermanos, el centro del mensaje del evangelio es el arrepentimiento. Sin el arrepentimiento no hay salvación, sin el arrepentimiento no hay restauración, ni nuevos comenzares… con Dios no se juega. Las Palabras de Cristo aún hacen eco en nuestros días, “¡Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado!” Mateo 4:17 (RVA2015)

         El amor de Dios no puede violar su justicia, mas a través de su Hijo Jesús, el Padre ha proveído el mejor y único plan de redención para el mundo entero. Concluyo pues que Dios te ama, sin lugar a dudas; mas también te juzga de acuerdo a su justicia. El amor de Dios es justo y se deleita en la verdad de acuerdo a Primera de Corintios trece.

         Sin Cristo somos todos culpables; solo Su preciosa sangre puede perdonar nuestros pecados, olvidar nuestras transgresiones, arrancar de raíz nuestras iniquidades y librarnos de toda maldición.

         Hoy puedes estar confiado de que nada ni nadie te puede separar del amor de Dios (Romanos 8:38-39). Entiende que Dios es también juez y que “…sus juicios son verdaderos y justos… (RVA2015). En Gálatas 6:7-8 nos dice el Apóstol Pablo,

“No se engañen; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechará. Porque el que siembra para su carne, de la carne cosechará corrupción; pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.” (RVA2015)

Termino mi artículo con esta pregunta, ¿Cómo está tu cosecha?

 

 

 

 

Sabios en sus Propias Opiniones


22405988_10155692780003329_9120048287218175590_n

Sigues tu propia sabiduría cuando minimizas la autoridad de la Palabra de Dios; cuando lo que arrogantemente estableces como verdad no tiene fundamento en la misma. Tu opinión y la mía no tienen ningún tipo de valor; son putrefacción, excremento y pestilencia que eventualmente desvían, lastiman y hacen tropezar a otros. Eso se debe a que nuestras opiniones, tal y como nosotros mismos, son imperfectas. Proverbios 3:7 nos dice, “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal…” (RVR1960).

         Es completamente apropiado, cuando escuchas a un predicador o maestro de la Palabra, preguntarle, eso que acabas de decir, ¿Dónde está en la Biblia? Si se ofende es un carnal, ciego y arrogante predicador, el cual se coloca él o ella al centro de su mensaje y no Jesucristo. Huye de semejantes congregaciones. Históricamente, lo primero que el diablo trata de eliminar de la vida del Cristiano es la autoridad de la Palabra. Esa es la forma más lógica y fácil de apartarnos de la verdad. Jesucristo nos dice, “…Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Juan 8:31-32 (RVR1960).

         Hermanos, es imposible madurar como Cristianos sin una vida de oración y devoción al estudio de las Escrituras. De hecho, la Biblia nos manda a crecer en gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 3:18). Un cristiano que no honra la Palabra es un inmaduro o, peor aún, tan siquiera es cristiano. Esto no se trata de denominación o de edificios, se trata de principios básico y no negociables de nuestra fe. Cuestiónalo todo, sino está en la Palabra, no lo aceptes como doctrina.

Dejemos los Abortos Espirituales


IMG_2055

“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” Mateo 16:18 (RVR 1960)

         La Iglesia no es perfecta, esencialmente porque todavía ni usted, ni yo, ni nadie en el Cuerpo de Cristo lo es. Tenemos problemas con el sistema, la estructura, problemas de doctrina, teología, interpretación, en nuestras propias familias, etc. No se necesita un doctorado en teología o mucha espiritualidad para darnos cuenta de los problemas.

         Esencialmente, la Iglesia protestante está más o menos en la misma situación que la Iglesia Católica en los tiempos de Martín Lutero. Pero insisto, que se le achacan muchas cosas a la Iglesia que son solo reflejo de la Ramera y no de la Iglesia verdadera. Este azote constante y generalizado en contra de la Iglesia no es de Dios y ni es una forma de ganarse a NADIE para CRISTO. ¿Cómo se sentiría usted si la gente constantemente ataca a su novia o esposa? Insisto que la arrogancia no es de Dios.

         La Iglesia es problema de DIOS y EL va arreglar las cosas; eso es una promesa divina. Hagamos nuestro trabajo como pastores para aplicar la realidad de Hechos 2:42. Hagamos los que nos toca, con esperanza, con gozo, sabiendo que somos parte de un equipo victorioso, una familia gloriosa y fuerte en CRISTO. DEJEMOS LOS ABORTOS ESPIRITUALES, el maltrato a las ovejas y seamos los padres que Dios nos ha mandado a ser. Ni las puertas mismas “del Hades prevalecerán contra la Iglesia”

         A mi el sistema, la iglesia institucionalizada me botó; siempre tuve problemas con ella, aún desde mis tiempos de infante como cristiano en La Casa del Padre, en donde vi el más grande despliegue de la falta de amor y padres espirituales; pero aquí estoy de pie, luego de tragedias, fracasos, pecados y caídas horrendas, no por la Iglesia Bautista, no por la Iglesia Pentecostal, no por este o este otro, pero por Cristo. Por favor, no me hablen, ni me acusen de religiosidad; simplemente amo la Iglesia.

         No somos héroes hermanos, no somos mártires, no somos originales, ni mejores que nadie, ni estamos pagando ningún precio, simplemente por que algunos nos contradicen en estos medios sociales, somos HIJOS de Dios y embajadores de su EVANGELIO.