Un Dios Experimentado en Traición 4

No comments

Hasta ahora hemos visto que Dios ha sido experimentado en traición. Fue traicionado por el diablo y los ángeles que lo siguieron y fue traicionado por Adán y Eva. Los ángeles caídos lo traicionarían una vez más en Génesis 6. En Génesis 11 con la Torre de Babel vemos la traición de las naciones y los dioses que dios puso a cargo sobre ellas (Deuteronomio 32 y Salmo 82). En Génesis 12 Dios llama a Abraham y comienza una nación santa, separada para el.  Lamentablemente en Deuteronomio 32:15-43 Moisés nos dice,  

Pero engordó Jesurún (Jesurun es Israel)

y se sacudió la carga.
¡Sí, engordaste, te pusiste rollizo
te hiciste corpulento!
Abandonó al Dios que lo creó,
y despreció a su Roca salvadora.


16 Provocaron sus celos con dioses extraños,
lo enojaron con abominaciones.

Israel, el pueblo de Dios también lo traicionaría. La descripción de dicha traición continúa:


17 Ofrecieron sacrificios
a demonios que no son Dios;
a dioses que no habían conocido,
a dioses nuevos, recién llegados,
a quienes sus antepasados no adoraron.
18 Despreciaste a la Roca que te engendró;
olvidaste al Dios que te dio la vida.

19 Y el Señor se llenó de ira,
al ver cómo sus hijos e hijas le ofendían.
20 Entonces dijo: Voy a ocultarles mi rostro,
¡y a ver en qué terminan!
Sin duda son una generación perversa,
hijos desleales.

21 Provocaron mis celos
adorando a quien no es Dios,
me han enojado con sus ídolos vanos;
ahora yo provocaré sus celos
con un pueblo que no es pueblo;
los irritaré con una nación insensata.
22 Se ha encendido el fuego de mi ira,
que quema hasta lo profundo del abismo;
devorará la tierra y sus cosechas,
y consumirá la raíz de las montañas.

23 Amontonaré desastres sobre ellos
y serán blanco de todas mis flechas.
24 Quedarán extenuados por el hambre y la fiebre,
consumidos por epidemias malignas;
enviaré contra ellos colmillos de fieras
y serpientes venenosas que muerden el polvo.
25 En la calle caerán sus hijos a filo de espada,
y en sus casas reinará el espanto;
perecerán el muchacho y la muchacha,
el anciano y el niño de pecho.

Observen como desde los versos 17 a 25 Dios dice como va a juzgar a Israel. El juicio es severo; mas Israel disfruta de algo que ni los dioses rebeldes ni el resto del mundo tiene. Dios hizo pactos con Israel y debido a esos pactos Israel, aunque también sufre del juicio de Dios, recibirá la bendición de la misericordia de Dios. Moisés continua con si canción y nos dice, 


26 Me dije: Voy a destruirlos
y a borrar de la tierra su recuerdo.
27 Pero temí las burlas del enemigo,
que los adversarios pudieran entenderlo mal
y pensaran: “La victoria ha sido nuestra,
nada de esto lo ha hecho el Señor”.

28 Porque es un pueblo que ha perdido el juicio
y carece de cordura.
29 Si fueran sabios, lo entenderían
y comprenderían cuál será su fin.
30 ¿Cómo podría uno solo hacer huir a mil
o dos poner en fuga a diez mil,
si no es porque los ha vendido su Roca
y los ha entregado el Señor?
31 ¡Bien saben nuestros enemigos
que su roca no es como la nuestra!
32 Su viña es un retoño de la cepa de Sodoma
y de los campos de Gomorra;
sus uvas son uvas venenosas,
sus racimos saben amargos;
33 su vino es veneno de víbora,
¡ponzoña mortal de serpientes!

34 Todo esto lo tengo guardado,
atesorado en mi recuerdo,
35 para el día de la venganza,
cuando llegue el tiempo de darles su merecido,
el momento de su caída.
Porque se apresura su desastre,
su ruina es inminente.

36 El Señor saldrá en defensa de su pueblo
cuando lo vea desfallecer
;
se compadecerá de sus siervos
cuando ya no queden ni esclavos ni libres.

37 Entonces dirá: ¿Dónde están ahora sus dioses,
la roca en la cual buscaron refugio,
38 los que comían la grasa de sus sacrificios
y bebían el vino de sus ofrendas?
¡Que se levanten a ayudarlos!
¡Que vengan a protegerlos!

39 ¡Vean ahora que yo soy el único Dios!
No hay otros dioses fuera de mí.
Yo doy la muerte y la vida,
yo causo la herida y la sano.

¡Nadie puede librarse de mi poder!
40 Levanto la mano al cielo y juro:
Tan cierto como que vivo para siempre,
41 es que me vengaré de mis adversarios
cuando afile mi espada reluciente
y comience a impartir justicia.

¡Daré su merecido a los que me odian!
42 Mis flechas se embriagarán de sangre,
y mi espada se hartará de carne:
sangre de heridos y de cautivos,
cabezas de jefes enemigos.

43 ¡Alégrense, naciones, con su pueblo,
porque él vengará la sangre de sus siervos.
Dios se vengará de sus enemigos,
y purificará su tierra y a su pueblo!

La Palabra (Hispanoamericana)

¡Wow! palabras poderosísimas y temibles, mas en medio de tanta traición Dios no se olvidará nunca de su pueblo Israel. Estas fueron las últimas palabras de Moisés. El gran siervo Moisés murió ese mismo día. 

Continúa…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s