Quitándonos la Máscara de la Pretensiones 2

No comments

El es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;

El que rescata del hoyo tu vida

Salmo 103:3-4 (Reina-Valera 1960)

Dios Perdona Todas Nuestras Iniquidades

La palabra Iniquidad es la palabra hebrea, ʿāwōn que significa diabólico, maldad, culpa. Aquí estamos hablando de pervertir la verdad deliberadamente. Esto es pecar estando consientes de que estamos pecando.”[1] Hermanos esta es la culpa la cual todos cargaríamos sin Cristo.  Primera de Juan 1:5-10 nos dice,

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;

pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros. (Reina Valera – 1960)

Jesucristo vino a limpiarnos de toda maldad. Juan establece claramente que todos pecamos; sin Cristo somos culpables y mereceríamos el castigo del pecado. Cuando somos salvos, somos salvos del infierno. Cristo se convirtió en el sacrificio perfecto y, a través de El, entraremos en el Paraíso. Nuestro destino final es precioso, indescriptiblemente maravillosos. Pero nuestro problema con el pecado continúa aún después de la salvación; Cristo sigue moldeando nuestros caracteres; su obra continúa. Estamos llamados a echar fruto. 

Verdaderamente que si Dios no nos bendice nunca más en esta tierra, luego de salvarnos, nos daría más que suficiente. Mas Dios tiene aún más bendiciones para nosotros en esta vida. El Evangelio nos da buenas noticias y, las buenas noticias no se acaban con la salvación.

Rescata del Hoyo tu Vida

¿Alguna vez te has sentido que tu vida está en un hoyo y que no puedes salir del mismo? Una mentira que se enseña en algunas Iglesias es que después de recibir a Cristo todo debe estar bien ya que somos una nueva criatura; pero no es así ya que seguimos pecando, seguimos cometiendo errores y, seguimos batallando con perdonar a los que nos hicieron daño en el pasado. Entonces caemos en un hoyo y parece que no progresamos en ningún aspecto de nuestras vidas: ni en la familia, ni en nuestros trabajos y definitivamente, ni en nuestras emociones. 

Quítate la máscara; Dios te quiere sacar de ese hoyo de depresión, de ansiedad, de frustración, de dolor, de la amargura, etc. Lamentablemente, estamos tan ocupados pretendiendo que todo está bien, que le cerramos las puertas a Dios para que entre a esos cuartos en nuestras almas que todavía están desordenados a causa de los estragos de esta vida. Hermanos, esa máscara está deteniendo tu sanación. Deja que Dios te rescate y te saque de ese hoyo y, te muestre el camino, de la prosperidad del alma. 


[1] Warren Baker and Eugene E. Carpenter, The Complete Word Study Dictionary: Old Testament(Chattanooga, TN: AMG Publishers, 2003), 814.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s