¿Existen las Maldiciones Generacionales?

No comments

La razón por la cual quiero contestar esta pregunta es porque parece ser que la psicología de nuestros tiempos promueve el echarles la culpa a otros por nuestras acciones. Parece ser que nadie es responsable por las cosas malas que hacen o los errores que cometen. Creo que, en el cuerpo de Cristo, si no tenemos cuidado, podemos seguir los pasos de dicha psicología secular. 

Algunos piensan que al aceptar a Cristo las maldiciones se rompen; otros piensan que hay que someterse a ciertos ritos para romper dichas maldiciones. ¿Quién dice la verdad? Miremos estrictamente lo que dice la Palabra sobre este interesante tema. Deuteronomio 5:9 nos dice,

“…yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,” (RVR1960)

La palabra Maldad aquí es la palabra Iniquidad; esta es la palabra hebrea “Awon” que significa: “Pervertir la verdad deliberadamente. Hacer lo malo conscientemente.” Las personas que practican el pecado, lo que están haciendo verdaderamente es, practicar la iniquidad. La iniquidad es deliberada, es una agenda de pecado que se enfoca en lastimar y dañar a otros. Estas personas no tienen la conciencia activada, disfrutan y justifican hacer dicha maldad.

En Deuteronomio 5:9 Dios está hablando de visitar no de castigar. La Palabra Hebrea para “Visita” es la Palabra “Paqad” que quiere decir: “Atender, visitar, escudriñar.” Éxodos 20:4-5 es otra porción bíblica que se utiliza para justificar la doctrina de las maldiciones generacionales. 

No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, (RVR1960)

La Palabra Visito aquí es la misma Palabra “Paqad” que quiere decir “Atender, visitar, escudriñar.” Dios visita la iniquidad generacionalmente; pero esta palabra no está hablando ni de castigo ni de maldición; la palabra maldición no se menciona. Ezequiel 18:20 no puede ser ignorado en esta discusión; es fundamental en el correcto entendimiento de este tema.

“El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.” (RVR1960)

La palabra Pecare aquí es la palabra hebrea “Hata” que significa “fallar el blanco.” Esto no significa un estilo de vida de pecado como lo es la iniquidad. Este mismo verso de Ezequiel 18:20 utiliza la palabra Pecado dos veces más; pero la Reina Valera comete un error de traducción. En el idioma original no estamos hablando de pecado o de “Hata” (Fallar al blanco).  Aquí es la palabra hebrea Awon, la palabra que se utiliza para iniquidad. En otras palabras, cada uno de nosotros, individualmente, seremos juzgados por nuestros propios pecados y nuestras propias iniquidades. Con este fundamento bíblico continuemos nuestra discusión.

Continúa…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s