La Puerta Estrecha y el Susurro de Dios


El Espíritu le dice a la Iglesia:

Esto es lo que ha dicho el Señor:
Párense en los caminos y observen,
pregunten por las sendas de antaño,
por el buen camino: anden por él
y así encontrarán reposo.
Pero dijeron: “No iremos”. Jeremías 6:16

La Palabra (Hispanoamérica)

Hombre de Dios, mujer de Dios, pregunten por las sendas de antaño; ese es el buen camino y, anden por el… solo en ese camino encontraran reposo. ¿Dónde está ese camino? 

Presta atención, abre tus ojos y entiende. La verdadera fe en Cristo es de minorías, no de mayorías. Si todo el mundo lo sigue, si la mayoría lo apoya… simplemente no es de Dios. La fe de Dios no es de grandes grupos ni de mega. Mateo 7:13-14 nos dice,

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. Mateo 7:13-14 (Reina Velera 1960)

El dios de este mundo es el diablo (2 Cor. 4:4) quien promueve lo que va de acuerdo con su agenda y rechaza todo lo que viene de Dios. Satanás es el padre de la mentira y del engaño. Satanás es un asesino, lleno de corrupción y violencia (Juan 8:44). 

En Primera de Reyes 19:10-13 el profeta Elías dice, “…Ardo en celo por el Señor, Dios del universo, porque los israelitas han roto tu alianza, han derribado tus altares y han asesinado a filo de espada a tus profetas. Sólo he quedado yo y me andan buscando para matarme. 11 El Señor le dijo: — Sal y quédate de pie sobre el monte ante el Señor, que el Señor va a pasar. Vino un viento huracanado y violento que sacudía los montes y quebraba las peñas delante del Señor, pero el Señor no estaba en el viento. Tras el viento hubo un terremoto, pero el Señor tampoco estaba en el terremoto. 12 Tras el terremoto hubo un fuego, pero el Señor tampoco estaba en el fuego. Tras el fuego se oyó un ligero susurro13 y al escucharlo, Elías se tapó el rostro con su manto, salió de la cueva y se quedó de pie a la entrada. Entonces oyó una voz que le preguntaba: — ¿Qué haces aquí, Elías?”

Los vientos huracanados, los terremotos y los fuegos son expresiones poderosísimas de la naturaleza, mas la voz de Dios no se encuentra en ellos, sino en el susurro. Dios no se encuentra en las puertas gigantescas, en multitudes y en la magnificencia de edificios. Su camino es estrecho, es de los pocos… es un susurro; es personal para cada una de sus ovejas. Dios pregunta “¿Qué haces aquí, Elías?” Dios te pregunta ¿Qué haces aquí? En el 2022 evalúa tu camino, ¿que haces? ¿Qué buscas? ¿Estas entrando por la puerta estrecha por la cual pocos entran o haces lo que todos hacen? Busca sus sendas de antaño, el camino bueno, presta atención a su susurro y no te dejes engañar por huracanes, por temblores y por fuegos. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: