Los 5 Secretos de la Buena Vida


Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén. Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad. Eclesiastés 1:1-2 (Reina-Valera 1960)

En el libro de Eclesiastés Salomón le llama a todo lo que el mundo considera importante, vanidad. Esta palabra vanidad aparece en la Biblia alrededor de 70 veces, la mitad en este libro de Eclesiastés. Salomón describe, con especificaciones dichas vanidades; pero también nos da 5 secretos para la buena vida; Salomón nos da lo que verdaderamente es importante en esta vida. 

  • Escuchar a Dios:
Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal.No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Eclesiastés 5:1-2 (RVR1960)

Jesucristo mismo nos dice, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;” Mateo 11:28-29 (RVR1960) Muchos andan cansados, ya a punto de rendirse porque se han complicado la vida con ambiciones que la sociedad, sus padres o ellos mismo se han impuesto, en lugar de ir a Dios y escucharlo a El y, andar en lo que El no dice que andemos. En Dios encontramos descanso para nuestras almas porque su yugo no es complicado ni pesado. Salomón nos manda a callar delante de Dios y a escucharlo. La oración es una comunicación con Dios; pero el aspecto más importante no es nuestra habladuría; sino la voz de Dios.

  • Disfruta tu matrimonio:
Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. Eclesiastés 9:9 (RVR1960)

El ministerio más importante en mi vida después de Dios no es mi iglesia. Mi responsabilidad más grande en este mundo no es mi trabajo. El ministerio número uno y mi mayor responsabilidad es mi esposa. Después de Dios mi mayor gozo y bendición es mi esposa.  En Proverbios 18:22 Salomón hace este punto claro cuando nos dice, “El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.” (RVR1960) El favor de Dios para mi vida no está conectado a los importantes que conozco, ni mi educación o lo que tengo. El favor de Dios para mi vida está conectado a mi esposa. 

  • Disfruta la comida y bebida: 

Esto tiene que ver con nuestra sobrevivencia como seres humanos en la forma más elemental; nuestra necesidad de comer y beber. Esta provisión viene de Dios. Eclesiastés 2:24-25 nos dice,

No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios.25 Porque ¿quién comerá, y quién se cuidará, mejor que yo? (RVR1960)

En Mateo 6:25-26 Jesús nos habla estas palabras, “Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” (RVR1960) Muchos sufren ansiedad por el temor a carecer de estas cosas básicas, mas nuestra fe es el saber que Dios siempre proveerá para nosotros. En esa fe no hay preocupación, sino paz y gozo. 

  • Disfruta tu trabajo:

Tenemos que trabajar para hacer la vida; para comprarnos la comida, pagar por la luz y el agua, ropa, etc. Vamos a pasar gran parte de nuestros días trabajando. Si odiamos el trabajo, odiaremos nuestras vidas. Salomón nos aconseja que disfrutemos de nuestros trabajos. Estos es algo que se enfatiza bastante en este libro. Eclesiastés 3:22 nos dice “Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo…” (RVR1960) Muchos buscan dinero y prestigio o se lanzan a carreras para complacer a sus padres o pretender que son lo que no son, esto trae tristeza e infelicidad. ¡Disfruta tu trabajo!

  • Disfruta la vida:
Por tanto, alabé yo la alegría; que no tiene el hombre bien debajo del sol, sino que coma y beba y se alegre; y que esto le quede de su trabajo los días de su vida que Dios le concede debajo del sol. Eclesiastés 8:15 (RVR1960)

Una vez más Salomón añade la importancia de comer, beber y disfrutar de nuestros trabajos; pero nos anima a apreciar la alegría, a no ignorarla. La alegría y el gozo son regalos de Dios… disfrútalos a cabalidad. Salomón nos dice “…alabe yo la alegría.” Nehemías entendía estos principios cuando dice, “Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.” Nehemías 8:10 (RVR1960) Encontramos fuerzas cuando reemplazamos la ansiedad y la depresión por el gozo y la alegría. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s