“Y fueron todos llenos del Espíritu Santo…” Hechos 2:4 (RVR1960)

Punto #3

El Espíritu Santo es la Figura Principal en La Iglesia

Podemos escribir un sin número de artículos y libros discutiendo y describiendo la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas y en la Iglesia en general. La Iglesia no existe sin el Espíritu Santo. No estoy en desacuerdo con estudiar, ir a la universidad, seminarios, etc. Pero nada de eso significa nada si no le damos el lugar central al Espíritu Santo. Aún la Palabra misma, si la leemos en base a nuestras capacidades intelectuales, es cuestión de tiempo antes de que nos desviemos. De seguro que, el leer la Palabra sin la ayuda del Espíritu Santo, nos llevará a introducir más doctrinas de hombres y, a dañar a muchos. Esto pasa en la Iglesia institucionalizada, así como en Iglesias que se reúnen en casas. Las falsas doctrinas no discriminan. La forma correcta de estudiar la Palabra es con una sumisión total al Espíritu. Segunda de Corintios 3:5-6 establece que lo que acabo de decir es bíblico,

No presumimos, pues, de estar capacitados para hacer algo por cuenta propia; nuestra capacidad proviene de Dios. Él fue quien nos capacitó para ser ministros de una alianza nueva, basada no en la letra de la ley, sino en la fuerza del Espíritu; y la letra de la ley es causa de muerte, mientras que el Espíritu lo es de vida.(BLPH)

Muchos están matando a sus ovejas porque enseñan la Palabra sin la ayuda del Espíritu Santo. Es el Espíritu Santo quien verdaderamente nos enseña. En el Espíritu Santo está el poder de Dios para transformar vidas. Primera de Timoteo 3:1-5 nos dice, 

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a estos evita.

Miren como Pablo pone a esos que tiene apariencia de piedad, pero niegan la eficacia de esta, en la misma categoría de esta lista obscura de pecados. Esto es lo mismo que pasa cuando seguimos estructuras de hombres, rituales y rutinas fundamentadas en el paganismo que nos trajo Constantino. Es una bofetada al Espíritu Santo. Primera de Tesalonicenses 5:19 nos dice “No apaguéis al Espíritu.” (RVR1960) Efesios 4:30 nos dice, “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” (RVR1960) Señalemos algunas de las actividades y obras del Espíritu Santo:

  1. La salvación (Tito 3:5)
  2. Nos convence de pecado (Juan 16:8)
  3. Nos guía a toda verdad (Juan 16:13)
  4. Nos enseña (Juan 14:26)
  5. Nos da su fruto (Gálatas 5:22-23)
  6. Nos da sus dones (Primera de Corintios 12)

Hermano, ¿hasta cuándo seguirás ignorando al Espíritu Santo? 

Continúa…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: