¿Cuál es el Pecado de Muerte?


Si alguno ve que su hermano comete pecado que no es de muerte, pedirá, y se le dará vida; digo, a los que no pecan de muerte. Hay pecado de muerte acerca del cual no digo que se pida. 17 Toda maldad es pecado, pero hay pecado que no es de muerte.

 Primera de Juan 5:16-17 (Reina Valera Actualizada – 2015)

La pregunta, lógicamente es, ¿Cuál es el pecado de muerte? Este pecado es tan grave que el Apóstol Juan nos dice que ni tan siquiera oremos por los que cometen dicho pecado. Inmediatamente pensé en la blasfemia al Espíritu Santo (Mateo 12:31-32). Mas Juan nos está hablando de algo diferente. El mismo Apóstol Juan nos da la respuesta en el siguiente verso,

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Aquel que fue engendrado de Dios lo guarda y el maligno no lo toca. Primera de Juan 5:18 (RVR-2015)

Esta carta no niega que, como cristianos pecamos; mas tampoco niega el poder de Cristo para perdonar nuestros pecados. I Juan 1:8-10 nos dice, 

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. 10 Pero si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros. (RVA-2015)

En Primera de Corintios 5:3-5 Pablo nos presenta un ejemplo muy importante en desarrollo de este tema. Este es un hombre que tiene sexo con la esposa de su padre (Asumimos que es su madrasta). Este muchacho anda en la Iglesia sin arrepentirse. Pablo entonces pasa juicio y da las siguientes instrucciones:

Aunque por cierto estoy ausente en el cuerpo, estoy presente en el espíritu. Ya he juzgado, tal como si estuviera presente, a aquel que ha hecho semejante cosa. En el nombre de nuestro Señor Jesús, reunidos ustedes y mi espíritu con el poder de nuestro Señor Jesús, entreguen al tal a Satanás para la destrucción de la carne, a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor. (RVA-2015)

En el caso de este joven; se arrepintió por su pecado. Solamente después del arrepentimiento Pablo ordena su restauración diciendo, 

Basta ya para dicha persona la reprensión de la mayoría. Así que, más bien, debieran perdonarla y animarla, para que no sea consumida por demasiada tristeza.Por lo tanto, les exhorto a que reafirmen su amor para con ella. Porque también les escribí con este motivo, para tener la prueba de que ustedes son obedientes en todo. 10 Al que ustedes habían perdonado algo, yo también. Porque lo que he perdonado, si algo he perdonado, por causa de ustedes lo he hecho en presencia de Cristo; 11 para que no seamos engañados por Satanás, pues no ignoramos sus propósitos. 2 Corintios 2:6-11 (RVA-2015)

Muchas veces, aún como cristianos, nos agotamos ministrándole a gente que Dios nos ha dicho que soltemos. Por un tiempo pensé que cuando se trata de gente así, lo único que podemos hacer es orar por ellos; mas aquí Juan nos dice algo completamente diferente.

Concluimos que el pecado de muerte es cualquier pecado que: 1) Se haya convertido en parte de nuestro estilo de vida, quiere decir que, lo hacemos sin convicción de pecado y, como resultado de esta falta de convicción se convierte en, 2) Un pecado que es cometido sin arrepentimiento. Juan nos dice que tan siquiera perdamos el tiempo orando por estos individuos y Pablo ordena que se eche de entre ellos los que tales hacen. Este tipo de individuo pierde dos grandes privilegios en la Iglesia: la intercesión por su vida y la comunión de sus hermanos. ¡Wow! 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: