VI. Una Visión Profética para Nuestra la Vidas

La Biblia nos dice en Proverbios 29:18, “Sin profecía el pueblo se desenfrena…” (RVR1960). La palabra Profecía es la palabra hebrea ḥāzôn, que significa “visión o divina comunicación. La esencia de la palabra no se enfoca en la visión como tal, sino en el mensaje. Es una comunicación específica con Dios a través de la oficina profética de la Iglesia.”[1] ¿Cuál es el mensaje que Dios te ha dado para tu vida? Moisés nos dice sobre este don, “…Ojalá todo el pueblo de Jehová fuese profeta…” Números 11:29 (RVR1960) Pablo hace eco a las palabras de Moisés cuando nos dice, “…y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.” I Corintios 14:1 (RVR1960)

A algunos les gusta establecerse metas, pero metas sin visión profética te pueden alejar del destino que Dios tiene para ti. Las metas tienen que apuntar a la visión que Dios tiene para tu vida. Muchos se pierden, se desaniman, se frustran y se cansan porque están viviendo sus vidas de acuerdo con lo que sus padres quieren para ellos, las presiones de la sociedad, la cultura o, han sido victimas de falsos profetas. 

Hay que tener cuidado y discernir los espíritus. La Biblia nos dice, “…Por boca de dos o de tres testigos se decidirá todo asunto.” I Corintios 14:1 (RVR1960) No corras con lo primero que escuches, pasa tiempo con Dios y habla el asunto con personas maduras en la Iglesia. Muchos son falsos profetas; otros hablan de acuerdo con sus emociones; el profeta verdadero se conoce y no es complicado. Moisés nos dice,

Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. Deuteronomio 13:1-3 (RVR1960)

En otras palabras, los profetas también tienen que someterse a la Palabra de Dios y a la sana doctrina. Hay profetas que dicen cosas sensacionales para llamar la atención de la gente, mas lo que dicen, aunque interesante, no tiene nada que ver con Dios. Son falsos profetas, no los sigas. Moisés es aún más directo cuando nos dice, “si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.” Deuteronomio 18:22 (RVR1960) 

Pero no dejemos que los falsos profetas nos roben la bendición de este don en el cuerpo de Cristo. Recordemos que el que anda sin visión profética se pierde. Todos necesitamos dirección en nuestras vidas. Pablo nos dice, “Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.” (RVR1960) Estos son elementos vitales para mantener nuestra libertad. Todos tendremos momentos en donde necesitaremos ser edificados. Habrá momentos en donde necesitaremos una palabra un poco más fuerte; una palabra de exhortación y, habrá momentos en donde necesitaremos consuelo. Todo esto fluye del profeta del Nuevo Testamento.  Para terminar este articulo escuchemos lo que Habacuc nos dice; Habacuc nos da un consejo práctico al decir, 

Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja. Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. Habacuc 2:1-3 (RVR1960)

¿Cuál es la visión profética para tu vida? ¡Escríbela! ¿Estás en el centro de la voluntad de Dios o te sientes perdido? Esa visión profética, ese mensaje de Dios para tu vida es lo que te levantará por la mañana con propósito santo; listo para confrontar el día, con gozo, con paz y con ánimo.

Continúa…


[1] Warren Baker and Eugene E. Carpenter, The Complete Word Study Dictionary: Old Testament (Chattanooga, TN: AMG Publishers, 2003), 325.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: