Hablemos de la Masturbación Segunda Parte


Conocemos el estandarte del mundo en cuanto a lo que es permitido sexualmente; si todavía no sabes lo que el mundo permite o no; ponle un ojo a la mayoría de las películas de Hollywood y estoy seguro de que aprenderás todo lo necesario sobre dicho estandarte.  En esta segunda parte discutiremos el estandarte de Dios y veremos claramente que no tenemos por qué tener dudas sobre cuán aprobada o no es la masturbación delante de Dios.

“Pero fornicación y toda impureza o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos.” (Efesios 5:3) –Reina Valera 1995-

 

            Dios tan siquiera quiere que se hable de la idea de cometer actos de fornicación. Que ni se nombre, que ni se entretenga, que ni se considere, que ni se piense en semejantes actos. La fornicación ha sido una eficiente arma del diablo desde el principio. Ha sido la forma en la cual Satanás ha podido desviar los hijos de Dios de los caminos santos del Padre. La expresión “fornicación” en este pasaje, de acuerdo a la Biblia  King James es “Inmoralidad sexual”. Estos son actos sexuales hechos fuera de la moralidad Bíblica que Dios nos da. El Señor Jesús nos habló en Mateo 5:27-28 con estas palabras:

“Oísteis que fue dicho: “No cometerás adulterio”. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.”

 

            Cristo establece que el adulterio es una cuestión del corazón. Por lo tanto, lo que tú haces en tu corazón, aunque no se manifieste en nuestra dimensión de vida como realidad, en el estandarte de Dios es cometido ya. Si en tu corazón deseas a una mujer sexualmente, si no eres casado estas fornicando y si eres casado estás adulterando. ¿Cuántos nos declaramos culpables?

¿Cuál es la tragedia más grande de envolverse en el hábito de la masturbación? Si no escuchaste nada más en el clamor de este artículo; acuérdate de esto: La masturbación nos roba nuestra intimidad con Dios. La masturbación se hace en nuestros lugares secretos; lugares que le pertenecen a nuestro Padre. Si aún piensas que no hay nada malo con la masturbación; ¿Por qué no lo haces en público? No sé en otros países, mas aquí en los Estados Unidos el masturbarte públicamente te va a costar la cárcel de seguro. Si crees que no hay nada malo con la masturbación entonces ¿Por qué no lo haces delante de tus seres queridos, o en frente de la Iglesia, tus hijos y tus pastores?

Dios nos dio estos deseos sexuales; mas estableció que la única forma Bíblicamente justificable para satisfacer dichos deseos es en la unión  matrimonial. La masturbación viene a ser entonces pecado porque envuelve el corazón. ¿Qué pensamos cuando nos masturbamos? Primera de Corintios 7:3-5 nos dice:

“El marido debe cumplir con su mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con su marido. La mujer no tiene dominio sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido dominio sobre su propio cuerpo, sino la mujer.No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración. Luego volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.”

 

            Sexualmente hablando nosotros no tenemos dominio sobre nuestros propios cuerpo. En el matrimonio estamos llamados a amarnos, a no negarnos y estrujarnos en la cama como nos plazca. La masturbación es el ejercer un dominio sexual que no nos pertenece de acuerdo a las escrituras.

            Entonces, ¿Qué podemos hacer hombres como yo, que no tenemos esposa, para satisfacer nuestros deseos sexuales? La respuesta es Abstinencia sexual hasta que Dios nos de esa sierva que El tiene para nosotros. Lo mismo aplica para ti mujer de Dios. Esto es cosa dura para hacer; más bien cosa imposible sin la ayuda de Dios.

            Hoy día Dios me ha dado fuerzas para confrontar la inmoralidad sexual en mi vida; pero la batalla es sangrienta y no siempre he ganado. En Segunda de Pedro 1:3-4 la Biblia nos dice que es posible ganar esta y todas las batallas:

“Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia; por medio de estas cosas nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de las pasiones.”

 

            Hermanos y hermanas, existe un poder divino disponible para nosotros; un poder que ha huido la corrupción del mundo. Extiende tus manos a ese poder; Dios te dará   las fuerzas hasta que tu media naranja llegue.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s