Testimonio Personal: Del Sufrimiento a La Redención


sdc13139

A través de Facebook he tenido la preciosa oportunidad de reconectarme con muchas personas que son tan especiales para mi. La gente de mi barrio Arenas que tanto quiero, mis primos y primas, mi amigo, quizás el mejor de todos, Alcides Rosario; personas con las cuales compartí tiempos de mi infancia, de la Intermedia, de la escuela superior, José Reyes, a quien tanto quiero, mis amigos y hermanos en Jacksonville, Florida, mi familia en Mexico, El Pastor Andrés Briceño Ruiz, La Iglesia La Hermosa y la lista se extiende.

            Hoy están todos en mi corazón; mas quiero decirles y así testificar, que no todo ha sido color de rosas. Quiero decirles que he experimentado grandes quebrantos. El pronóstico de cáncer de mi esposa Ileana en Diciembre del 2004 fue devastador. Recibí la noticia estando yo en Mérida, México ministrando con el Pastor José Bosque.

            Luego seis meses después recibí el llamado más precioso, el llamado a ser pastor en una Iglesia en Carolina del Norte. De seguro que oramos por Ileana y de seguro que le creímos a Dios por un milagro. Con esa confianza en Dios respondí al llamado de Dios. Luego de más de 15 años de residir en la gran ciudad de Jacksonville, Florida en donde mis tres hijos nacieron, nos mudamos para el estado de Carolina del Norte con la fortaleza de nuestra fe en Dios.

            Seis meses después de responder a ese llamado, la noche del 29 de diciembre del 2005, Dios se llevó a Ileana. Mi hija menor tenía solo seis años. Este evento marcaría el principio de un valle de quebranto que casi me arrebató mi propia vida.

            En mi vida como Cristiano no he visto muchas manifestaciones supernaturales de Dios. No he visto un mar abrirse, no he caminado sobre las aguas, ni he visto tantas sanaciones. El milagro de mi vida es que todavía estoy aquí. Luego de la desgracia, de problemas familiares intensos, del error de un segundo matrimonio y la vergüenza del divorcio, del querer quitarme la vida, de abrazar el pecado y abandonar a Dios, todavía estoy aquí. El milagro de mi vida ha sido el poder de Dios de redimir mi alma, de recobrarme las fuerza, Su fidelidad, de devolverme propósito de vida, de restaurarme, de devolverme la paz, de llenar mi corazón de gozo y de regalarme una nueva esposa. Rayette es parte de la manifestación de la gracia de Dios en mi vida.

            Hoy día Dios me ha regalado mi propio negocio que me da la libertad de pasar más tiempo con El. Tengo control sobre mi tiempo. Este verano, con el favor de Dios, publico mi primer libro que confronta el tema del divorcio en la Iglesia. Por la gracia de Dios estoy trabajando muy duro en completar una de dos maestrías que tengo como meta completar. La primera es en Religión con enfoque en consejería pastoral. La segunda será en Apologética Cristiana que enfatiza en la defensa de los fundamentos de nuestra fe como Cristianos. Estas maestrías sirven como preámbulo a una de mis grandes metas, el completar un grado doctoral. Este es un tiempo de preparación intensa para la próxima hazaña que Dios tiene para mi.

            Hermano, hermana, amigo, conocido y aún extraño, no sé porque Dios me dirigió a escribir estas palabras en este día y no sé por lo que estás pasando; pero espero que esta pequeña porción de mi testimonio te dé ánimo para seguí adelante. Si tienes alguna pregunta o si necesitas oración, escríbeme a angelcasiano@aol.com.

Que Dios te bendiga.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s